A pocos día de celebrarse la fiesta en honor al Apóstol Santiago delincuentes roban en la parroquia en Santiago de Chuco

Profanación en iglesia de Santiago de Chuco

Delincuentes en horas de la madrugada del día 06 de julio, irrumpieron en el templo de la Parroquia “Santiago Apóstol» de Santiago de Chuco, con el objetivo de sustraer objetos de valor, consiguiendo llevarse la custodia con la Hostia Consagrada, este terrible hecho que ha dejado consternado a los santiaguinos se registró a pocos días de dar inicio a la festividad en honor al Apóstol.

El Rev. Padre Carlos Campos Alberca, al tomar conocimiento de este hecho realizó la denuncia correspondiente y la Policía Nacional viene realizando investigaciones correspondientes. La hermandad está  revisando el inventario de bienes del templo para corroborar los que faltan.

Por otro lado, la población se encuentra preocupada porque que no existe en las calles patrullaje ni por parte de la Policía Nacional ni mucho menos serenazgo municipal y se encuentran a merced de la delincuencia que al tomar conocimiento de aproximarse la fiesta patronal comienzan a llegar a la provincia para cometer sus actos delictivos.

El Arzobispado metropolitano de Trujillo se pronunció mediante el siguiente  Comunicado:

“Habiendo tomado conocimiento de la profanación perpetuada en la Parroquia «Santiago Apóstol» de Santiago de Chuco, con el robo de la Custodia con el  Santísimo Sacramento, el día de hoy 06 de julio, manifestamos a los  fieles católicos y a las personas de buena voluntad, lo siguiente:

 

  1. En la Eucaristía se contiene, se ofrece y se recibe al mismo Cristo Nuestro Señor, y es por Ella que la Iglesia vive y crece continuamente, es el culmen y la fuente de toda la liturgia y de toda la vida cristiana. (cf LG 11, can 897) por consiguiente, es lo más sagrado que tiene la Iglesia.

 

  1. Es lamentable y reprobable este acto Sacrílego que se ha cometido, con el robo del Santísimo Sacramento; este hecho contradice la vivencia de la fe y el compromiso de la vida cristiana.

 

  1. El sacrilegio consiste en profanar, ultrajar y/o tratar indignamente lo Sagrado; además, para la fe católica cometer sacrilegio es pecado grave y delito grave, y quien lo comete cae en pena de excomunión latae sententiae (Pena aplicada por el mismo hecho de cometer el acto) (cf. Can 1382  § 1), que alcanza a todos los que participaron de este acto.

 

  1. Por eso, invitamos a todos los sacerdotes, religiosos, religiosas y fieles de las Parroquias de la Arquidiócesis de Trujillo a unirse en oración de desagravio para reparar este acto cometido; estar vigilantes para defender la Eucaristía y, a fomentar el amor a Cristo Eucaristía.

 

  1. Pedimos a los que han cometido este acto sacrílego devolver la Sagrada Eucaristía y la Custodia robadas y que se arrepientan ante Dios por lo que han cometido.

Trujillo Ciudad Eucarística, 06 de julio del 2024.”

Entradas relacionadas

Deja tu comentario