Políticos como titiriteros y ventrílocuos con lenguas viperinas

Por: Amaro Rodríguez S.

Nuestra clase política seguramente con rarísimas excepciones, en sus desmedidas ambiciones partidarias se obligan a deslizarse poco a poco las caretas y se van conociendo grotescos rostros de políticos “bambas” que entre sus habilidades aprendieron el arte de los titiriteros, para manejar como dueños del circo a sus adeptos marionetas en las diversas instituciones con fines de rentabilidad política, personal o del grupo, pero no del pueblo.

También esos políticos bambas aprendieron el arte de los ventrículos para trasmitir su voz en tono inusual a sus marionetas, tal como se observa en este panorama que urdió un golpe de Estado bajo una bien entendida  sombra de  incapacidad moral permanente, que no da opción al arrepentimiento ni a ser un colaborador eficaz.

Un congreso ineficaz con alta desaprobación del pueblo peruano, en un segundo intento ahora sin  alentar a las fuerzas armadas, logra su cometido, sabe Dios con qué fines protervos, ante el repudio mayoritario del pueblo todavía azotado por la pandemia, por la pobreza y falta de puestos de trabajo para reactivar la economía  nacional.

Además queda demostrado que esos políticos bambas usan sus lenguas viperinas para continuar engañando al ´pueblo, no sabiendo que existe un principio boomerang, que los despertará de sus sueños de opio y sentir el castigo, que no es de Dios , sino la respuesta boomerang de los afectados, indudablemente quiene3s actuaron y sembraron  lo bueno también recibirá su respuesta positiva.

Se va generando una opinión pública en relación al continuismo de los partidos de centro, que dan amplias garantías a las mafias, o se confabulan con ellas para participar del festín usufructuando y robando el dinero de todos los peruanos, Esta realidad obliga a candidatos dar un viraje a favor de las grandes mayorías, para defender nuestros recursos naturales entregados por vende patrias.

Entradas relacionadas

Deja tu comentario