El coronavirus a nivel mundial[1]

Por: Percy J. Paredes Villarreal

A lo largo de la historia de la humanidad, se han dado una serie de epidemias y pandemias, que en muchos de los casos ha generado la muerte de cientos de miles y/o millones de habitantes en todo el mundo. Estas enfermedades han sido trasladadas por personas  mediante la movilización social o migración de un país a otro, o de un continente a otro; trayendo el virus dentro de su cuerpo contagiando a las personas que vivían en un determinado territorio; a la vez, expandiéndose en todo el territorio subnacional y nacional.

Los países pertenecientes al  Continente Americano no han estado al margen de estos hechos históricos, por el contrario desde la llegada de los conquistadores a estas tierras, aparte de traer a su gente y otras cosas, trajeron algunas epidemias y enfermedades  permitiendo la extinción de cientos de miles de indígenas; tal como  algunos historiadores lo describen en sus respectivos estudios. Hasta la actualidad, no se tiene información referente a que en la etapa pre hispánico haya existido epidemias que han matado a cientos de miles de indígenas.

A pesar de ello, también hubo muchos médicos, científicos y especialistas en epidemiología, de diversos países que se dedicaron a estudiar estos virus buscando sus respectivas soluciones. De esa manera, aparecieron vacunas para curar las diversas epidemias existentes a lo largo de la historia de la humanidad.

En estos últimos cincuenta año el continente americano  ha sufrido embates de epidemias como el cólera, el dengue, la influenza, TBC,  el zika, generando ciento de miles de personas infectadas, como también muchos(as) de ellos(as) fallecieron sin poder ser atendidas o controladas; tal  como se vive en los últimos años con las enfermedades del dengue teniendo cientos de personas que vienen  falleciendo.

Ahora enfrentamos un nuevo virus al cual se le denomina coronavirus, más conocido como la enfermedad del COVID-19; que ha dejado de ser una epidemia para convertirse en una pandemia. Ya que existe una gran diferencia entre ambas, la primera se da dentro de un territorio específico y no se expande hacia otros países. Mientras que la segunda se viene expandiendo a nivel mundial.

El coronavirus tiene sus orígenes  en la provincia de Wuahan (China), identificándose al primer infectado el 19 de noviembre  del año pasado, trayendo como consecuencia, hasta la fecha,  aproximadamente 10,000 personas infectadas y el fallecimiento de  3,500 personas. Frente a ello, el gobierno Chino, tomo las cosas de una manera radical actuando y realizando acciones inmediatas, para controlar dicha enfermedad.

Una de las acciones para evitar la expansión del virus,   fue  el aislamiento de las personas afectadas por esta enfermedad; por lo que el gobierno chino decidió en menos de una semana construir un hospital con una capacidad de 1 mil personas para atender a las personas que habían sido contagiados por esta enfermedad.

Esta enfermedad cuyo epicentro fue China, comenzó a expandirse a diferentes países mediante dos modalidades: la primera,  los portadores han sido las personas que han realizado turismo hacia  China, contrayendo la enfermedad,  luego retornaron a sus lugares de origen con el virus dentro de su cuerpo, contagiando a su familia, amistades, compañeros de trabajo y estos a la vez se replicó. El otro contagio es mediante el viaje de algunos chinos  realizando turismo a diversos países del mundo; donde también tuvieron contacto con los citadinos  contagiándolo a personas del lugar donde estuvieron haciendo turismo.

 De esa manera fue expandiéndose la enfermedad, apareciendo en el continente asiático pasando al europeo, americano, etc.; convirtiéndose en una pandemia. El proceso de contagio se da mediante el estornudo, tos, abrazo, dándose la mano o el besito en la mejilla, entre una persona que tiene el virus y las personas cercanas al infectado.

Según la información proporcionada por el diario el comercio, hasta el día sábado 20 del presente mes el total de personas infectados, a nivel mundial, fue de 290,355, de las cuales 12,692 personas ha fallecidos; siendo el continente Europeo, el de mayor índice de personas infectadas llegando a 143,840 y 7,319 fallecidos; seguido esta Asía con 95,618 personas, con 3,461 personas fallecidas; en tercer lugar lo ocupa Medio Oriente con 23,384 infectados y 1,581 fallecidos; en cuarto lugar encontramos al continente americano con 22,913 y 287, infectados y fallecidos respectivamente.

En relación  a los países que ocupan los primeros lugares encontramos a Italia, que ha superado a China en la cantidad de infectados, fallecidos y recuperados, ya que tiene las siguientes cantidades 53,578 – 4,825 y 6,072, respectivamente; en segundo lugar, esta China con 81,305 personas infectadas, 3,139 fallecidos y 58,946 recuperados; en tercer lugar, esta España, con 25,374 infectados, 1375 fallecidos y 2,125 recuperados; cuarto lugar, lo ocupa los Estados Unidos con 24,783 infectados y 278 fallecidos; en quinto lugar, esta Alemania con 22,213 personas infectadas, 84 fallecidos.

Respecto a América del Sur, encontramos que Brasil es el primer país que reporta la cantidad de 1,128 personas infectados (as) y 18 fallecidos (os); le sigue Chile con 531 y 1; en tercer lugar ocupa, Ecuador con 532 y 7, infectados y fallecidos respectivamente; en cuarto lugar esta, el Perú con 318 infectados y 5 fallecidos; seguido, esta Argentina con 225 infectados y 4 fallecidos; en el puesto seis, lo ocupa Colombia con 196 infectados de COVID-19 y 0 fallecidos; en séptimo lugar, esta Uruguay con 135 infectados y 1 fallecido a consecuencia del Coronavirus; en octavo se encuentra Venezuela, con 70 y 0; en el puesto número nueve, se ubica Bolivia con 19 infectados y 0 fallecidos; y por último esta Paraguay, con 18 y 1. [1]

Esta pandemia viene creciendo aceleradamente, debido a que diversos gobiernos europeos  le restó importancia, pensando que era un problema Chino; pero conforme iba avanzando y trasladándose a otros países, la mayoría de países europeos optaron por un “laizzer faire” aceptando la enfermedad pensando en que iba a pasar, lo cual fue lo contrario. Mientras que otros países está actuando dentro del enfoque de “explanar  la curva” tomando iniciativas y medidas radicales, como es la declaración de cuarentena.

Del mismo modo, la respuesta del Estado para enfrentar esta enfermedad viene siendo débil; ya que tanto la falta de infraestructura para atender a los pacientes,  el deficiente servicio de atención a las personas infectadas, la falta de materiales quirúrgicos que no existe en los nosocomios, la ausencia política de salubridad, y el bajo presupuesto con que cuenta el sector salud,  le impide ponerse a la altura y enfrentarlo con hidalguía. Ya que la política neoliberal que ha venido predominando en el mundo, les ha debilitado para darle al mercado y al sector privado el rol que debería cumplir los Estados.

Pero en países donde se cuenta con un Estado fuerte  con una fuerte inversión  en salud pública, con incentivos económicos a la investigación, buena remuneración a los servidores de este rubro; y con un liderazgo del gobierno, los resultados no son tan alarmantes en comparación a otros estados débiles. Por lo que, en esta coyuntura es importante considerar el retorno del Estado en las políticas sociales.

Para enfrentar esta pandemia, la Organización Mundial de la Salud (OMS)  se ha diseñado protocolos y estrategias para poder enfrentar y afrontar esta enfermedad. Podemos mencionar las siguientes fases, como: Fase 1, Preparación: Se conoce de la existencia del virus en otros países y se realizan acciones preparatoria ante una posible llegada de casos: se definen protocolos, se establecen hospitales para la atención de posibles casos, se inician controles sanitarios en los aeropuertos y otros puntos de ingresos al país. Fase 2, Contención: Se identifican a las personas que traen el virus desde el extranjero y se aplican medidas de aislamiento de esos casos para evitar que contagien a más personas. Se enfatiza a la población sobre medidas preventivas como guardar distancia, evitar reuniones masivas, lavarse las manos constantemente, etc. Fase 3, Contagio Comunitario: Aparecen casos locales de personas que no han viajado   a algún país infectado y que tampoco habían estado en contacto directo con los casos importados. Se dan medidas más drásticas como el cierre de algunos locales donde hay aglomeración de personas y se restringen la movilidad con medidas de cuarentena. Fase 4, Transmisión sostenida: Hay una dispersión comunitaria del virus. Se pierde en cierto modo la conexión entre los casos y estos se incrementan. Se establecen medidas más drásticas como el cierre de fronteras y una restricción más radical de la movilidad. Fase 5, y Fase 6: Se dan cuando los contagios se sale de control llegando a su pico más alto. Se toman medidas más extremas: en algunos casos se podría prohibir totalmente la movilidad o solo atender en hospitales a grupos determinados de personas afectadas, porque esto no se darían abasto.[2]

Muchos gobiernos de acuerdo a la fase en que se encuentra, están tomando decisiones, que en la gran mayoría están referida a la cuarentena y el aislamiento social; donde las personas se encuentran prohibida de salir de su domicilio por un determinado tiempo. Además de la realización de las pruebas para detectar si se encuentran contagiado, de ser positivo son aislados socialmente de una manera temporal.

Estas decisiones están implicando una adecuación a los cambios de las personas, como norma, conducta y comportamiento; de esa manera prevenir el contagio evitando la expansión de la enfermedad. En muchos de los casos la población no lo está tomando como algo preventivo, actuando contrariamente a la norma, cuyas consecuencias se están teniendo en estos momentos.

La pandemia, también está afectando la economía tanto macro como micro; ya que, el aislamiento social está implicando que las personas no salgan a trabajar, paralizando las diferentes actividades económicas productivas; por lo que, algunos países han comenzado a brindarles apoyo económico a las personas que se encuentran en situación de pobreza y extrema, como la exoneración de algunas medidas tributarias, hasta que culmine la cuarentena. Totalmente diferente a otros países donde sus gobernates están priorizando la actividad económica antes que la vida de sus habitantes.

Solamente nos queda seguir resistiendo, quedarnos en nuestra casa, de esa manera estaremos evitando el contagio y su respectivo incremento en el mundo.

[1] Es importante aclarar, que no se tiene información sobre la cantidad total de muestras tomadas; sino son de los resultados para de esa manera hacer la comparación.

[2] Diario el Comercio, sábado 21 de marzo del 2020.

Deja un comentario