Inician estudio para evaluar y cuantificar los recursos hídricos subterráneos en el valle de Supe

El Ministerio de Desarrollo Agrario y Riego, a través de la Autoridad Nacional del Agua (ANA), inició el “Estudio hidrogeológico del acuífero Supe” con el objetivo de evaluar y cuantificar los recursos hídricos subterráneos, en situación actual y futura, así como las condiciones hidrogeológicas comprendidas en el acuífero de dicha zona, además de determinar cuál es el máximo volumen de agua permisible a extraer sin afectar el acuífero.

Asimismo, se actualizará el inventario de pozos, como su situación física y técnica. El estudio permitirá conocer el déficit o superávit de la fuente subterránea, así como la posible existencia de intrusión marina (salinización de sus aguas).

Para la obtención de los resultados los profesionales de la Autoridad Administrativa del Agua (AAA) Cañete-Fortaleza y la Administración Local de Agua (ALA) Barranca evaluarán los componentes que forman parte del Estudio Hidrogeológico entre los cuales se tiene la prospección geofísica, la cual contará con 120 sondeos geofísicos, hidráulica subterránea (ejecución de pruebas de bombeo), geología del área de estudio, hidrogeoquímica (análisis físico, químico y bacteriológico), oferta hídrica, demanda hídrica, balance hídrico en el escenario actual y futuro, entre otros.

Una vez culminado el estudio la ANA a través de la AAA Cañete – Fortaleza y ALA Barranca compartirán la información con las instituciones ligadas a la gestión del agua en el valle Supe, lo que permitirá una mejor planificación y gestión de los recursos hídricos de manera sostenible.

El Valle de Supe cuenta con un área bajo riego de 4 183.37hectáreas (ha), teniendo entre sus principales cultivos la caña de azúcar y el maíz, este último representa el 35 % de la producción a nivel nacional, dado que la agricultura es una de las principales actividades económicas de este valle y ante la disminución hídrica por el incremento de usos de agua, cambio climático, desglaciación y sequías, resulta fundamental cubrir oportunamente la escasez de agua superficial por el agua del subsuelo, permitiendo que las diversas actividades continúen con su contribución en el desarrollo económico, social y alimentario de nuestro país.

Entradas relacionadas

Deja tu comentario