Turismo y agrosilvopastorial serían nuevos motores económicos en La Libertad

Ante la progresiva disminución de la producción minera en la región, es necesario que diversifiquemos aquellas actividades en las que tenemos un gran potencial.

Trujillo, 10 de febrero de 2020. Es innegable que el contexto político de nuestro país se ha mostrado inestable durante todo el 2019, y que esto, entre otros factores, ha originado que las proyecciones de crecimiento económico del Banco Central de Reserva del Perú (BCRP) pasaran de 2.7 % a 2.3 % al culminar el año.
“El cierre del Congreso y la larga lista de casos de corrupción en la que se han visto envueltos funcionarios y autoridades pertenecientes a los diversos partidos políticos y empresarios, no solamente han dejado una sensación de hartazgo en la ciudadanía, sino que han hecho mella en nuestros indicadores macroeconómicos”, refirió el presidente de la Cámara de Comercio de La Libertad (CCLL), Hermes Escalante Añorga.
En ese sentido, enfatizó que corresponde reflexionar sobre lo acontecido, considerando que con estos niveles de crecimiento no se crearán nuevos puestos de trabajo, deteriorando la calidad de vida de la población y ampliando las brechas sociales en nuestro país; por lo tanto, es necesario corregir errores y continuar con acciones positivas desde todos los sectores, a fin de contribuir a mejorar la competitividad de nuestra región y el país.
Recuperación de la economía liberteña
Se espera que para el 2020 haya una recuperación en el dinamismo de la economía liberteña, alcanzando por lo menos un crecimiento del 3.5 %, impulsado principalmente por el sector agropecuario en la costa y la sierra, con el incremento de la producción de arándanos, paltas y caña de azúcar, lácteos y granos andinos, así como de la carne de ave y cerdo, sin descuidar el sector forestal, el de cuero y calzado, el minero y la manufactura.
“Si se culmina la presa de Palo Redondo lo más pronto posible, las principales inversiones que se estarían dando serían en la agroexportación, en tierras que ya están en manos del sector privado tanto en la primera como la segunda etapa, las que solo necesitan agua para hacer su despegue”, expresó.p
Asimismo, se espera una mayor reactivación en el sector manufactura con un crecimiento en la producción de cemento y productos primarios, como harina y aceite de pescado y el sector construcción, tras el incremento de los despachos de cemento, que determinarán un avance físico de las obras públicas en los tres niveles de gobierno.
“El sector privado posee una importante oportunidad de crecimiento, a través de la ejecución de obras mediante la modalidad de Asociaciones Público Privadas (APP), las de Obras por Impuestos (OXI) y la modalidad denominada Proyectos en Activos que promueve la inversión privada sobre activos de su titularidad a través del Organismo Promotor de la Inversión Privada respectivo”.
Finalmente, el presidente del gremio sugirió que ante la disminución de la producción minera, es importante comenzar a fortalecer el turismo, la actividad agropecuaria y forestal; así como, la manufactura de calzado y confecciones, lo que nos permitirá dinamizar la economía regional en los próximos años.

Deja un comentario