Rebrota epidémica delincuencia tras cuarentena por covid-19

Por: Amaro Rodríguez S.

En vísperas de culminar una híbrida cuarentana de más de cien días para protegernos del contagio con el Covid-19, asistimos a un rebrote de la endémica delincuencia, que de inmediato se convirtió en la nueva epidemia, acicateada por la corrupción en todos los niveles e instituciones que roban el dinero del estado y lucran con el dolor y la muerte de las víctimas de la pandemia.

Asistimos casi estupefactos ante el movimiento de jaurías de hienas y chacales armados, que pululan  en las calles de las ciudades para caer sobre los despojos económico, con los que permite sobrevivir a millones de personas. Con todos los agravantes delincuentes atropellan a ancianos, mujeres hasta niños, para arrebatarles  todo lo poco de valor queda  y con esa miseria poder comprar el pan que necesitan las familias para sobrevivir.

Tras la calma de la delincuencia común durante la inicial rígida cuarentena por el Covid.19, muchos percibían el rebrote de la delincuencia, así en conversación telefónica con el amigo y colega Hugo Robles se aseguraba hace más de un  mes, que la delincuencia sería el nuevo flagelo  y las personas que así lo  percibieron, no se equivocaron y por hoy la delincuencia es una redal gran amenaza  para la vida y seguridad de las personas y de sus pertenencias.

MAS TRABAJO PARA PNP Y PARA CONGRESISTAS EN BUSCA DE SOLUCION

Combatir la delincuencia es tarea inmediata de la PNP, que bajo responsabilidad del Ministerio del Interior debe estar bien equipada para salir airosa en el combate directo con esta epidémica delincuencia, al mismo tiempo, los legisladores en el Congreso trabajen en elaborar  normas legales que protejan a los efectivos de la PNP durante sus intervenciones durante el abierto enfrentamiento con delincuentes y sicarios del crimen organizado.

La actual legislación obliga a la PNP a no vulnerar  Derechos Humanos de los presuntos autores de actos delictivos, habiéndose dado casos de sancionarse a miembros de la PNP, por su empeño en la lucha contra de delincuencia, en ese quehacer muchos fueron acusados de abuso de  autoridad, atentando contra los derechos humanos de quienes  ni siquiera los conocen en jerga delincuencial, pero sus defensores demandan a efectivos de la PNP, por conocerlos y jueces los  sancionan  con prisión. Una vergüenza para la justicia en el Perú..

Por esa razón la PNP necesita con urgencia un marco legal, que le permita su accionar sin temor en el combate contra la delincuencia, son los legisladores quienes deben elaborar proyectos de Ley para respaldar y proteger a la PNP, que actúa contra delincuentes armados, al mismo tiempo los congresistas en este misma marco de lucha contra la delincuencia, deben revisar el Código Penal para ofrecer procedimientos que obvien instancias en el juzgamiento  y si son abatidos con las mano en la masa, no haya derecho alguno para acusar a la PNP.

Deja un comentario