Presidente del consejo regional pide continúen intervenciones contra  mafias mineras en La Libertad

*Organizaciones delictivas mueven entre US$ 15 millones al mes

Trujillo, 13 de febrero. La desarticulación de la organización criminal ‘Los topos del frío’, dedicada a la extracción ilegal de oro en la provincia de Pataz, es solo el primer paso contra las mafias inmersas en la minería ilegal que operan en la sierra de La Libertad, según lo advirtió el presidente del Consejo Regional de La Libertad, Greco Quiroz Díaz.

La autoridad exigió que los operativos contra estos grupos criminales, que están desangrando la región por la disputa del oro, continúen y se priorice el cerro El Toro, en Huamachuco (Sánchez Carrión) y Quiruvilca (Santiago de Chuco), zonas que han sido escenario de muertes y enfrentamientos. En enero de este año, cinco personas vinculadas a la minería informal fueron asesinadas en el distrito de Laredo, como producto de este accionar criminal.

“Primero se debe priorizar Huamachuco,  ya que hay más presencia de minería ilegal de lo que se ha visto en Pataz. Hay gente que se está enriqueciendo a costa de explotación y muertes, incluso de menores.  Sabemos que en esta localidad hay 10 personas que son investigadas y están plenamente identificadas. Los cientos de mineros que extraen el mineral no son mineros artesanales, sino que son trabajadores de mafias que los utilizan y explotan.  Estas mafias, que utilizan empresas legales como fachadas, mueven entre 10 a 15 millones de dólares al mes, y con la desarticulación de esta banda delictiva en Pataz se ha comprobado”, manifestó.

El consejero, que durante el 2019 presidió la Comisión de Minería del Consejo Regional de La Libertad, reveló que oportunamente advirtió que bandas delincuenciales se disputaban el control de áreas de extracción minera y venta de material con alto contenido de oro en cerro El Toro y Quiruvilca, pero que las autoridades hicieron oídos sordos, y dejó entrever que la corrupción ha impedido durante años  se intervenga estas zonas.

“Decir esto me ocasionó reiteradas amenazas de muerte, situación que hice conocer hasta al propio Ministro del Interior. Lamentablemente, hay mucha corrupción que no ha  permitido el avance de las investigaciones  e intervenciones contra  la minería ilegal en La Libertad. Si estos operativos continúan será  gracias a la labor de fiscales de Crimen Organizado, porque en nuestra región, los fiscales durante los últimos 15  años  no han encontrado a ningún responsable. La minería ilegal  mueve mucho dinero y ha comprado muchas conciencias”, afirmó.

El titular del consejo regional reiteró su pedido del cambio urgente de  fiscales de Sánchez Carrión y  de los efectivos policiales que trabajan en comisarías y puestos de control del corredor liberteño por donde se desplaza el oro y los insumos químicos para su extracción.

Deja un comentario