Alcalde se reunió con dirigentes del mercado La Hermelinda

Hay asociados reacios al orden y no quieren acatar recomendaciones

Una primera mesa de trabajo fructífera se desarrolló ayer entre el alcalde de Trujillo Daniel Marcelo Jacinto, el regidor Robert de la Cruz y funcionarios ediles con dirigentes del mercado autogestionario La Hermelinda, que preside Gonzalo Llempén Ruiz.

Hemos escuchado a los integrantes del consejo directivo y ellos  tienen toda la voluntad de hace un buen trabajo con nosotros. Han reconocido que hay problemas ya han pedo el apoyo de la comuna, dijo el burgomaestre.

Adelantó que este viernes, a las 3pm, se realizará una nueva mesa de trabajo a la que se invitará al Ministerio Público, PNP, Defensoría del Pueblo, Hidrandina, Sedalib, regidores y funcionarios ediles.

Marcelo Indicó que la intención es evitar que se llegue a medidas extremas, con participación de los comerciantes. Los dirigentes reconocieron que hay asociados reacios a seguir las recomendaciones que se han hecho para liberar los espacios públicos y ofertar sus productos en mejores condiciones.

“Si no se someten se adoptará medidas que quizá sean drástica, pero necesarias, como el cierre por sectores. Vamos a intervenir donde no quieren cambiar y formalizarse”, recalcó el alcalde.

La oblación, que paga sus arbitrios, nos exige un servicio eficiente y no podemos seguir distrayendo nuestro tiempo, recursos y personal para seguir limpiando todos los días la avenida Villarreal, añadió.

En esta reunión se dio a conocer que informalidad la provocan los mismos formales al sacar sus productos a los pasadizos y también el comercio informal, precisándose que la MPT sancionará con medidas drásticas a quienes comercio informal.

El presidente de la asociación de comerciantes dijo que hay consenso entre los dirigentes para ordenar el mercado pero que entre sus asociados hay personas reacias al cambio, pidiendo apoyo de la comuna para poner orden.

“Estamos cansados de pedir orden a los asociados y ambulantes”, enfatizó pidiendo que la municipalidad sea drástica con ellos y que clausuren las chinganas que funcionan al interior, que se estima son unas cincuenta.

Por otra parte José Reyes, integrante del consejo directivo y encargado de la comisión de limpieza señaló que desde el año pasado están erradicando diariamente unas 8 toneladas de basura y residuos orgánicos con dos volquetes que compraron invirtiendo unos 80 mil soles.

Todos los comerciantes de La Hermelinda están colaborando con la limpieza para ya no botar residuos en la avenida Villarreal. La poca basura que ahora llega allí sale de los mercados aledaños como el Progreso, Libertad, Tacorita, Las Naranjas, Los Laureles y corralones que se han habilitados para la venta de diversos productos, agregó.

“La Hermelinda no puede asumir la responsabilidad de otros mercados”, señaló, recalcando que quieren seguir trabajando honestamente y que ahora en la av. Villarreal el problema ya no es la basura y residuos de frutas o verduras sino de desmonte.

Deja un comentario