La vieja estrategia de utilizar a sus enemigos: Nano Guerra y Daniel Abugattas.

*Por: FIDEL ERNESTO CRISANTO GÓMEZ.

Enseñamos,  que los amigos,  son confiables, casi hermanos, uña y mugre y que es un pacto de sangre. Los aspectos psicoculturales de la amistad, todos lo conocemos, porque todos tenemos “amigos”. Todo esto se quiebra, cuando nos vemos traicionados por ellos, no sólo en el territorio político, sino en la vida social. La historia está llena de encuentros y desencuentros con las amistades.

“Desconfíe de los amigos; suelen ser los primeros en traicionarlos, ya que caen fácilmente presa de la envidia. También suelen convertirse en irrespetuosos y tiranos. En cambio, emplee a quien haya sido su enemigo, y le será más leal que un amigo, ya que deberá hacer mayores esfuerzos para demostrar su adhesión. Lo cierto es que usted debe temer más a sus amigos que a sus enemigos. Si no tiene enemigos, busque la forma de creárselos” (Greene, 2,009, p. 37).

Nano Guerra y Daniel Abugattas, son expresiones de un tipo de cultura política de estos tiempos: oportunismos, el vivo vive del sonso, arribismos, pragmatismos, doble moral. Sin embargo, estos comportamientos, conductas y perfiles psicoculturales son viejos. Las organizaciones políticas de todos los colores (con excepciones) lo practican.

Pero, no sólo son Nano Guerra y Daniel Abugattas, sino somos los más de treinta y dos millones de peruanos que practicamos un tipo de cultura política: unos más, otros menos arribistas, oportunistas, decir una cosa, practicar otra; y lo trágico de nuestros perfiles psicoculturales, son que no somos víctimas, sino cómplices en los procesos electorales.

Voltaire decía, señor, protégeme de mis amigos, que de mis enemigos me protejo yo mismo. Ellos (Nano Guerra y Daniel Abugattas), saben que son tontos útiles. ¿Por qué lo hacen, exponiendo su prestigio ganado honestamente como maestro del emprendedurismo o del nacionalismo? ¿Será que el cerebro mamífero en los asuntos del poder, nos lleva a una jugada que pulverice lo ganado?

Finalmente, ni Keiko Fujimori, ni César Acuña, son candidatos al 2021 con mucha perspectiva de ganar.  A veces, es una respuesta instintiva, y otras veces, nos agarraron en nuestros diez segundos de ingenuos.

*FIDEL ERNESTO CRISANTO GÓMEZ.: Doctor en Gestión Pública y Gobernabilidad. Antropólogo, por la Universidad Nacional de Trujillo (UNT). Profesor de Ciencias Naturales y Ecología, por la Universidad Nacional de San Martín (UNSM). Cursos de especializaciones: Políticas Públicas por UNT. Educación Emocional por Pontificia Universidad Católica del Perú (PUCP). Inteligencia Emocional por Nueva Acrópolis Internacional. Investigador en Criminología Neuroantropológica y Educación Emocional en Universidad Nacional Toribio Rodríguez de Mendoza (UNTRM). Ejerce la Docencia Universitaria en Facultad de Ciencias Sociales, UNTRM.  Ha trabajado en el Instituto de Investigación Arqueológica y Antropológica “Kuelap” INAAK. Colabora con artículos de opinión para Prensa Total y revista Alto Mayo. Comunicación al Whats App 951651896.

Deja tu comentario