Audios alegran a congresistas vacar a presidente olvidar reformas y ley contra corrupción

Por: Amaro Rodríguez S.

 Los audios que incriminan al Presidente de la República Martín Vizcarra Cornejo, mentir y encubrir los ingresos económicos de un cuestionado ciudadano no bien equilibrado emocionalmente, es considerado como una minucia de inmoralidad frente al sistemático robo de los recursos del Estado, pero llenó de alegría a buen número de parlamentarios y cúpulas partidarias interesados en mantener el mismo statu quo sobre la corrupción.

Tengamos siempre presente la magnitud de la corrupción patrocinada por grandes mafias, que según Contraloría el año pasado 2019 el Estado peruano perdió 23 mil millones de soles a causa de un robo sistemático casi institucionalizado en el mundo del hampa de “financistas” de cuello blanco. Para congresistas ansiosos de “recursearse” como sea en el poco tiempo de ostentar su curul, ven la oportunidad de frenar reformas y no emprender  la lucha contra la corrupcción, tal como el blindado y corrupto Congreso disuelto.

Una pardela no hace el verano, y mentir para encubrir un hecho doloso de ninguna manera deja de ser inmoral, de allí a dar oportunidad a los congresistas de proponer una vacancia presidencial, hay mucha distancia, no hay proporcionalidad, no está precisado sea causal de una vacancia presidencial, pero por quienes lo alientan si está precisado el interés de crear una crisis política, sin mediar consecuencias y costos, solo con el único interés de tener libertad para incumplir promesas exigidas por el interés nacional.

Es oportuno recordar el mandato del 95% del pueblo expresado en referéndum para  ejecutarse la Reforma Constitucional, emprender la aprobación de  leyes  para contener la corrupción, como el proyecto de Ley que duerme el sueño de los justos para tipificar el robo de los dineros públicos como traición a la patria sin que prescriba estos delitos.

Finalmente tenemos que sugerir no escalar tensiones entre los poderes del Estado, cuando de por medio está la salud y vida de los peruanos enfrentados contra el Covid-19, que a fin de octubre estaría superando el millón de contagiados, creándose un lastre por personas enfermas que no podrán participar activamente en la ansiada reactivación económica.

Entradas relacionadas

Deja tu comentario