Estudio concluye que Retamas debe ser reubicado

En cualquier momento puede ocurrir otra desgracia en Retamas (Pataz) debido a su grado de vulnerabilidad, lo que incrementó notablemente el peligro, se dio a conocer durante la presentación del informe técnico “Evaluación de Peligros Geológicos en la localidad de Retamas y Áreas propuestas para su reubicación”, elaborado por el Instituto Geológico, Minero y Metalúrgico del Perú -INGEMMET.

El gobernador regional Manuel Llempén Coronel agradeció la predisposición del instituto para sacar adelante este trabajo conjunto en poco tiempo.

Según el estudio, el 82% del área de Retamas corresponde a sectores de muy alta susceptibilidad, debido a las condiciones geológicas, geomorfológicas, geodinámicas y recurrencia de los peligros geológicos. El área ocupada por la población se considera como Zona Crítica y de Peligro Muy Alto a la ocurrencia de derrumbes. deslizamientos, flujos, hundimientos, erosión en cárcavas, inundaciones y erosión pluviales que pueden ser desencadenados por lluvias prolongadas y/o actividad sísmica.

El lugar propuesto por la municipalidad de Parcoy para reubicar a la población, conocido como Collona, no es apto para habilitación urbana, por las consideraciones geológicas, geomorfológicas, geodinámicas y su ubicación en depósito de antiguo deslizamiento.

Las áreas aceptables para reubicar a la población de Retamas se ubican en los lugares denominados Alto Shayrapita sector 1 y Alto Shayrapita sector 2, pero para la habilitación urbana se requiere considerar algunas actividades previas.

La reubicación de la población asentada en la ladera del cerro donde ocurrió el derrumbe del pasado 15 de marzo, en Retamas (Pataz). Desde el pie del derrumbe hasta el cauce del río Parcoy y áreas aledañas, incluyendo a la población donde ocurren los hundimientos, es la principal recomendación emanada de la evaluación de peligros geológicos en la localidad de Retamas y áreas propuestas para su reubicación.

INGEMMET dispuso en el estudio priorizar el cumplimiento de las recomendaciones hechas: la reubicación de viviendas expuestas a derrumbes y hundimientos; reubicar a la población de las laderas de las montañas y en el cauce del río, por estar expuestos a derrumbes. caídas de rocas, hundimientos, inundación fluvial, entre otros.

Igualmente, clausurar la vía de acceso entre Retamas y Parcoy hasta que se haga la estabilización de talud, previos estudios geológico e ingeniero geológico de detalle y/o buscar alternativas del trazo, prohibiendo totalmente la construcción de nuevas viviendas.

El estudio identificó 104 ocurrencias de peligros geológicos por movimientos en masa, geohidrológicos y otros peligros geológicos. Se han identificado derrumbes, erosión en cárcava, deslizamiento rotacional, flujos de detritos, hundimientos e inundación pluvial.

Luis Mercado Pérez, presidente del consejo directivo de INGEMMET señaló que hace 20 años se realizaron estudios geológicos sobre el tema minero en Retamas, luego en el 2012, precisando que este lugar debe ser intervenido urgentemente por defensa civil en prevención de riesgos y desastres y el daño a viviendas y vidas humanas. “Se debe estudiar, prevenir y dictaminar las medidas a implementar de manera multisectorial para minimizar el peligro y la pérdida de vidas humanas”, dijo.

Entradas relacionadas

Deja un comentario