Urge políticos, aunque jóvenes, pero con más plumas que un gallo

Por: Amaro Rodríguez S.

Estoy seguro que la inmensa  mayoría de las personas adultas, estarán de acuerdo en señalar a la juventud como el motor de cambio para las sociedades, aportando sus valores, su buena voluntad con ideales altruistas, encaminadas a disminuir las grandes brechas sociales vigentes en nuestra sociedad,  conducida por políticos que olvidaron el interés nacional por el suyo propio, aunque sea atropellando legítimos derechos de los más débiles.

Por eso necesitamos la insurgencia organizada de una juventud que aún mantiene incólume los valores democráticos  como motor de cambio, con su energía impulsarán a políticos escondidos en la sociedad al no participar en actuales partidos políticos por su decencia que les impidió confundirse con los débiles políticos criollos, que a manera de fideos tallarines  se quiebran se por presión de la cúpula política, o por las monedas.

Parodiando al actor Mario Moreno Cantinflas en su película, “Si yo fuera diputado”, como candidato dirigiéndose al pueblo donde residía y que lo conocían muy bien por su don  de servicio desinteresado, les dijo en su presentación “seré pollo, pero tengo más plumas que un  gallo”, en alusión a su formación pese a su pobreza, pero se mostró como gran defensor  de sus  derechos  y por demostrar su don de servicio, esos atributos, eran sus plumas.

Ante la actual clase política aureolada de corrupción y lamentablemente vigente en nuestra incipiente democracia, nos urge la irrupción de una Pléyada de jóvenes con ideales políticos para iniciar los necesarios cambios que requiere la sociedad peruana en víspera de iniciarse una campaña política con miras a las elecciones generales del 2021 mediante un tamizase de candidatos, que  permita al menos separar buena cantidad de paja del trigo.

La  historia de la humanidad nos muestra los grandes cambios habidos en el mundo, sean cruentos o incruentos, como la revolución generada hace más de dos mil años por Cristo Jesús, quien proclamó y demostró la igualdad de los hombres, también tenemos al Presidente peruano Mariscal ramón Castilla quien en 1854 abolió la esclavitad en el Perú y a Abraham Linconl quien en 1963 abolió la esclavitud de la gente de color en EE.UU.

También recordemos la revolución francesa que trascendió en el mundo.la revolución Rusa, la revolución China que levantó el nivel de la más densa p oblación mundial, la revolución cubana,, que sacó de su letargo a muchas falsas  democracias, e inspiró a juventudes con ejemplar valor y servicio como lo hizo el Ché Guevara, como lo intentaron en el Perú Luis de la Puente  Uceda, junto con Fernando González Gazco,  Javier Heraud, muchos caídos en su n obfre intento de alcanzar una mejor patria con justicia social.

Deja un comentario