Reactivación económica  electrónica  no da de comer a pobres que no tienen un celular

Por: Amaro Rodríguez S.

El inicio de la reactivación económica  en nuestro país gravemente golpeado por el CovId-19, es una buena noticia, pero si se lo cercena y se reduce a una ampliación de la comercialización de bienes y servicios mediante el sistema electrónico, eso no cubre la necesidad impostergable de la gente más pobre, que ni siquiera tiene un celular para ganarse con su trabajo  el pan de cada día y poder subsistir junto con su familia.

El Presidente Martín Vizcarra Cornejo mediante un Decreto Supremo amplió la cuarentena con modificaciones de ampliación de horas libres, eso no asegura que el desembalse de descontento pueda ser controlado, lo más probable es que la fuerza de la presión de este gran embalse que empezó a filtrarse, rompa el dique y sin control cause gran daño social aumentando la recesión económica que sufrirá  nuestra patria por un tiempo largo.

El Presidente  Martín Vizcarra en su mensaje de hoy fue hidalgo en reconocer que en el afán de contener la expansión del Covid-19  se cometieron errores, pero recordemos que “errar es humano”, pero no es humano cuando se hace  con cálculos subalternos, que no es el caso. En estos momentos por errores de óptica se mira lejos, lo mediato, pero se obvia por error no centrar la mirada en lo que está cerca, en lo inmediato, que son los pobres que quieren trabajar para no morir de hambre. Señor Presidente ubíquese frente a esta realidad tome decisiones inmediatas con sabiduría.

Serán los trabajadores provistos y equipados con los medios necesarios para evitar contagiarse con el Covid.19, los que empiecen a trabajar e inicien  una real reactivación económica en los sectores productivos. Pasaron meses de angustia cada vez más aguda, pero hoy obliga a miles, desafiar lo que se les oponga a fin de lograr trabajar, mientras que una jauría  de delincuentes como chacales hambrientos también se alista para cometer los actos delictivos y la Policía Nacional del Perú, es la llamada a enfrentarlos y no deben distraerse cumpliendo órdenes en reprimir a parte de un pueblo honrado.

Deja un comentario