Muerte política de candidatos anunciarán moscas azules

Por: Amaro Rodríguez S.

Ante la gran cantidad de candidatos que ambicionan la Presidencia de la República, para bajar el desconcierto entre el electorado nacional, recibiremos la valiosa visita de las letales moscas azules, muy acreditadas desde tiempo ancestrales  en el centro del Perú hasta Ecuador y dentro de Bolivia, según creencia de sus habitantes, narradas en las obras literarias “Rios Profundos”  y “El zorro de arriba y el zorro de abajo”, como también lo da conocer en crónicas el indígena de Felipe Guamán Poma de Ayala (1535-1616, sobre hechos acontecidos en el centro del Perú.

Para el electorado para no  distraerse  en ubicar candidato de su preferencia,  votar en su favor para Presidente de la República, acudimos a creencias ancestrales de nuestros pueblos para ir despejando el escenario tener de antemano presuntos candidatos fuera de carrera, por su escasísima aceptación del electorado, que se siente confundida por la avalancha de quienes ambicionan la Presidencia de la República, según motivaciones reales que desconocemos, solo ellos lo saben.

Por esa razón aspiramos que en el escenario político nacional aparezcan  las moscas azules, augurio de la muerte política, poseedoras de un excepcional olfato al percibir el olor a cadáver con mucha anticipación, según la creencia de pueblos andinos y pronto empiecen revolotear sobre los locales partidarios anunciando la muerte política  en las aspiraciones presidenciales, o también aparezcan las mariposas negras anunciadoras de la  muerte, de igual manera se considera a lechuzas  en la costa, los tucos en la sierra y el ayapullitos en la selva, todos voceros de la muerte según creencias, como el aullido de perros.

En la obra de José María Arguedas relata hechos acontecidos durante una epidemia de tifus en Abancay, la aparición de gran cantidad de moscas azules y en su obra “Todas las Sangres”,  relata el caso del hacendado Lucas, muy robusto y sano, pero odiado por su opresión a los indígenas sobre él, revolotearon una bandada de moscas azules, que anunciaron su muerte en muy poco tiempo.

Este relato lo hago con la intención de esperar con algo de paciencia el pronto desmarque de los candidatos, quienes merecen recibir votos, otros simplemente están en esta contienda electoral a manera de “relleno”, con las disculpas a quienes se sientan aludidos,  pero es necesario despejar el escenario para que el electorado  no malgaste su voto, por alguien que no será elegido y solo es un elemento distractor en el proceso electoral y como se dice entre el pueblo, “no estamos para gastar pólvora en gallinazo”.

Deja un comentario