Vetar a candidatos sentenciados por abandono de familia

Por: Amaro Rodríguez S.

Cualquier candidato que pretenda ser elegido al Congreso de la República, pero que hayan  sido sentenciados, o en actual proceso para obligarles a pasar una pensión alimenticia a sus menores hijos, para aquellos que eluden la paternidad y para los que se comprueben que tienen en abandono material a sus respectivas madres, ipso facto la ciudadanía los vetará, porque si no cumplen con servir a sus hijos y a sus madres menos servirán al pueblo.

Si uno o muchos de los que aparentan ser políticos, con el raido cuento de servir a su pueblo, fueron sentenciados por no pasar la pensión alimenticia sus menores hijos, otros por resistirse a reconocer la paternidad de sus hijos y para aquellos desgraciados que se olvidan de sus madres o los mantienen en un real abandono material, a estos individuos que atentan contra la moral y derechos fundamentales de las personas, merecen la vindicta pública.

También deben ser objeto del veto moral materializado en no votar a favor de quienes fueron sentenciados en procesos judiciales por intentar, apropiarse de bienes ajenos mediante las coimas a malos jueces y fiscales, y así con visos legales arrebatar bienes legalmente adquiridos o heredados, pero  por descuido no inscritos en los Registros Públicos.

Los candidatos que aspiran a jugosos emolumentos deben ser ciudadanos de recta trayectoria, excluyendo aquellos que para alcanzar ascensos tuvieron que atropellar derechos ajenos de  otros trabajadores o funcionario probos reflejado en su testimonio de vida, con el que se ganaron el respeto y la autoridad frente a sus compañeros de trabajo y ante la sociedad.

Esperemos en esta oportunidad equivocarnos lo menos al sufragar en la elección de los futuros congresistas, por hoy venido a menos a causa de individuos inescrupulosos elegidos por error. Elijamos parlamentarios que honren su palabra, poque el cumplimiento de la palabra empeñada refleja la calidad de la persona, sin necesidad de  grados de doctorado, que pueden servir para dorar la píldora de políticos criollos.

Deja un comentario