¿Tienes diabetes? Evita el consumo de estos alimentos en verano

  • En el Perú 6 de cada 100 personas mayores de 15 años sufren de diabetes y va en aumento.

  • Evitar los alimentos azucarados y manejar los niveles de colesterol ayudará a controlar la glucosa en la sangre.

El último informe del Ministerio de Salud (MINSA) detalla que en el Perú al menos seis de cada 100 personas mayores a 15 años tienen diabetes y se estima que al menos la mitad de ellos conoce su diagnóstico, una cifra preocupante en un país donde la gastronomía es ampliamente apreciada entre la población.

La diabetes es una enfermedad del metabolismo, que es la forma en que el cuerpo usa los alimentos para obtener energía y crecer. En particular, se relaciona con uno de los nutrientes provenientes de los alimentos que brindan energía, llamados carbohidratos. Normalmente, el estómago y el intestino metabolizan los carbohidratos en los alimentos y los transforman en un azúcar llamado glucosa. La glucosa es la principal fuente de energía del organismo. Luego de la digestión, la glucosa ingresa a la sangre para darle energía al cuerpo.

Para que la glucosa pase de la sangre a las células del cuerpo, el páncreas produce una hormona llamada insulina. Si tiene diabetes, su cuerpo no produce suficiente insulina o las células no la pueden utilizar como deberían (resistencia a la insulina). Debido a ello, los valores de glucosa se incrementan en la sangre, lo que lleva a la aparición de diabetes. Una persona con diabetes debe tener un mayor cuidado en estas fechas, pues el consumo de helados, postres, carnes o grasas elevadas puede complicar los problemas de la salud y elevar la glucosa”, comenta el Dr. Rafael Barreda, Gerente de Investigación Médica de Pacífico Salud.

¿Qué alimentos no deben ser consumidos si tengo diabetes?

  • Alcohol en exceso: Controlar el consumo de alcohol, ya que puede afectar los niveles de azúcar en sangre. Optar por bebidas bajas en calorías y consumir con moderación.
  • Gaseosas y bebidas azucaradas: Limitar (idealmente evitar) la ingesta de gaseosas, refrescos, jugos azucarados y bebidas con contenido elevado de azúcares. Una bebida gaseosa de 500ml contiene al menos 12 cucharaditas de azúcar, lo que cubre más del 180% de lo que un adulto debe consumir durante todo el día. Elegir opciones más saludables como agua o infusiones sin azúcar. Las bebidas de dieta o con edulcorantes (así sean naturales o no nutritivos) tampoco deben recomendarse como alternativas adecuadas o permanentes.
  • Dulces y postres azucarados o con edulcorantes: Evitar o al menos reducir la ingesta de helados, cremoladas, pasteles, galletas y otros postres altos en azúcares refinados. Optar por alternativas sin azúcar, lo mejor son las frutas (exceptuando uva, mango y plátano, que tienen alto contenido de azúcar)
  • Aperitivos procesados: Evitar aperitivos procesados y snacks con alto contenido de sodio, grasas trans y azúcares. Optar por opciones más saludables como frutas y verduras frescas, nueces o yogurt sin azúcar.
  • Pan y productos de harina blanca: Reducir el consumo de pan blanco (altamente adictivo) y productos de harina refinada. Optar por opciones integrales, con alto contenido de fibra y bajos en carbohidratos.
  • Alimentos fritos y empanizados: Evitar alimentos fritos y empanizados, ya que suelen contener grasas saturadas y carbohidratos en exceso. Optar por métodos de cocción más saludables como al horno, a la parrilla o al vapor.

 

(continúa)

¿Qué alimentos sí se pueden comer?

  • Bebidas sin azúcar: Optar por bebidas sin azúcar como agua, té u otras infusiones sin azúcar, en lugar de opciones azucaradas, gaseosas, dietéticas o con alto contenido calórico.
  • Pavo asado o al horno: El pavo es una excelente fuente de proteínas magras. Al elegir cortes sin piel y cocinarlo sin exceso de grasas, se convierte en una opción deliciosa y saludable.
  • Ensaladas frescas: Las ensaladas frescas con una variedad de hojas verdes, tomates, pepinos y otras verduras son una excelente opción. Utilizar aderezos bajos en grasas y sin azúcares añadidos.
  • Verduras asadas: Las verduras asadas como brócoli, tomates, espárragos y calabazas son opciones nutritivas y bajas en carbohidratos. Pueden ser acompañadas con hierbas y especias para dar sabor sin necesidad de añadir aliños altos en calorías.
  • Frutas frescas o ensaladas de frutas: Las frutas frescas como bayas, fresas, manzanas, sandía, melón y peras son opciones saludables para satisfacer el gusto por lo dulce. Controlar las raciones de frutas con alto contenido de fructosa como chirimoya, uvas, mango y plátano, así como aquellas enlatadas con jarabe o néctar y optar por presentaciones frescas.
  • Opciones de postres saludables: Buscar alternativas de postres saludables como yogurt natural sin azúcar, gelatina sin azúcares añadidos o frutas frescas. También se pueden explorar recetas de postres sin azúcar (mousse, sorbetes) a base de frutas.

Es fundamental que las personas con diabetes planifiquen sus comidas con antelación, mantengan un monitoreo constante de sus niveles de glucosa y realicen elecciones alimenticias conscientes. Consultar con un profesional de la salud o un nutricionista puede proporcionar pautas específicas y personalizadas para cada individuo”, indica el Dr. Barreda.

La clave para un verano saludable es disfrutar de la comida con moderación y equilibrio, priorizando opciones nutritivas y conscientes de la salud.

Conoce más de salud y bienestar desde la plataforma Quererte Sano:

https://querertesano.pe/

Entradas relacionadas

Deja tu comentario