Serenos de Trujillo no aceptan incremento de S/ 100 soles mensuales

Ayer por la tarde rompieron lunas de Palacio Municipal

Los agentes de Seguridad Ciudadana de Trujillo no aceptaron el aumento de S/ 100 por mes que se les había ofrecido desde la municipalidad, bajo el concepto de movilidad y refrigerio, y ayer, al caer la tarde, cuando había sesión ordinaria de Concejo Municipal, rompieron lunas del Palacio Municipal.

El incremento busca mejorar las condiciones de trabajo de 620 serenos sindicalizados, a fin de motivar y elevar su competitividad.

El alcalde Daniel Marcelo Jacinto se refirió al tema de la protesta, al iniciar la sesión de Concejo, dando a conocer la cifra que se les iba a incrementar, lamentando que no aceptaran.

También mostró su malestar debido a que gran parte hizo abandono de su centro de labores durante las ocho horas de trabajo que les corresponde tomando algunas vías públicas, entorpeciendo el tránsito y generando caos.

“Han dejado a su suerte la seguridad ciudadana de la ciudad, cuando hay alcaldes vecinales que están pidiendo que no se pague por ese concepto y están exigiendo a sus vecinos que no cancelen por este servicio”, dijo.

Han paralizado la seguridad ciudadana, exigen aumento cuando se está haciendo campaña para que no paguen por el servicio y encima no quieren que se les descuente por el día que faltaron, añadió.

“Si quieren seguir protestando, como han anunciado que lo harán, tendremos que ser respetuosos de sus decisiones”, dijo finalmente, para luego continuar con el desarrollo de la sesión.

Minutos antes el regidor Hernán Aquino se había dirigido a los entre 50 a 60 agentes que a esa hora de la tarde protestaban, para para darles a conocer que se les estaba aumentando por movilidad y refrigerio.

“La parte técnica de la municipalidad encontró una salida para lo que venían reclamando. Han encontrado una ventana a sus reclamos, algo se ha logrado por el momento”, dijo, pidiendo tranquilidad a los serenos, que ya empezaban a mostrar ánimos caldeados, los que finalmente devinieron en la rotura de lunas y el lanzamiento de gas lacrimógeno por parte de los efectivos policiales que custodiaban Palacio Municipal.

Deja un comentario