MPT clausura locales nocturnos por ser inseguros y riesgosos

Mediante operativo de Defensa Civil

La Municipalidad Provincial de Trujillo (MPT), a través de la Subgerencia de Defensa Civil con el apoyo y participación de los regidores Robert De La Cruz Rosas y Noé Anticona Solórzano, realizó un operativo para verificar las condiciones de seguridad de diferentes locales de la ciudad, llegando a cerrar, por un plazo de 30 días, 2 bares y una discoteca, los cuales estaban funcionando de manera irregular y a costa de la integridad y bienestar de sus visitantes.

Se trata de la discoteca Ruta 66, la cual se ubica en la urbanización Las Quintanas, y los bares Reyes y Oasis, que se encuentran en la avenida Pesqueda. En todos los casos, no cumplían con ofrecer las condiciones mínimas de seguridad, mientras los dos últimos, además, contaban con licencia de funcionamiento como restaurante, pero venían trabajando bajo la actividad de video pub.

“Hemos encontrado condiciones totalmente inseguras. Este local no tiene su sistema de luces de emergencias operativo, sistema de alarma contra incendios operativo, tampoco cuenta con una carga de incendio muy grande en el segundo nivel, tiene extintores que no son compatibles con la carga de incendio, entre otras que pueden causar una tragedia”, indicó el subgerente de Defensa Civil, César Flórez Corbera, sobre la situación de Ruta 66.

En este sentido, sostuvo que esta iniciativa se realiza con el objetivo de mantener el orden y tranquilidad de la ciudad y como parte de las acciones preventivas de la comuna.

“No vamos a esperar que ocurra una tragedia para recién actuar. La MPT está actuando de manera preventiva. Esperemos que en este tiempo los empresarios entiendan que el derecho que tienen de sus actividad económica, no pueden estar por encima de la tranquilidad de los vecinos”, manifestó el funcionario.

Flórez Corbera también resaltó que estos operativos no significan estar en contra de la actividad económica.

“Nuestro alcalde, Daniel Marcelo Jacinto, siempre ha dejado claro el derecho de los trujillanos a divertirse, pero siempre y cuando sea en condiciones seguras”.

Por su parte el regidor Robert De La Cruz Rosas, indicó que esta diligencia se ejecutó, obedeciendo a las peticiones de los ciudadanos.

“El alcalde ha dispuesto que trabajemos por darle paz a los vecinos y eso implica erradicar estos locales que son de dudosa reputación y han estado promoviendo la prostitución clandestina, las peleas y los robos. Los vecinos de esta zona [avenida Pesqueda] se han podido dar cuenta de todos los problemas que estos ocales originan”, explicó.

Finalmente, César Flórez recomendó a la población no frecuentar locales como éstos, ya que generan problemas, no solo de inseguridad entre muros, sino también en las calles, fomentando intranquilidad, desorden y una serie de actos que no permiten una convivencia sana entre los vecinos.

Deja un comentario