MIMP resalta compromiso y labor parlamentaria contra la violencia hacia la mujer

  • Sector alienta a grupos parlamentarios e instituciones a seguir sumándose en la lucha contra el feminicidio y acoso sexual

La ministra de la Mujer y Poblaciones Vulnerables (MIMP), Gloria Montenegro Figueroa, y la congresista de la República, Marisa Glave, se reunieron para coordinar e impulsar acciones conjuntas entre el Ejecutivo y el Legislativo a fin de erradicar cualquier tipo de violencia contra las mujeres e integrantes del grupo familiar.

“Queremos que las mujeres, niñas, niños y adolescentes se sientan seguros en los espacios públicos. Debemos seguir trabajando con todos los niveles de gobierno para luchar contra el acoso sexual”, manifestó Montenegro Figueroa.

Informó que su sector trabaja con el Congreso de la República para brindar a las mujeres y grupos vulnerables el marco de ley que garantice el respeto de sus derechos y su desarrollo integral.

Montenegro Figueroa saludó el compromiso de distintas parlamentarias y parlamentarios que impulsan la temática que aborda este sector del Estado, y alentó también a las instituciones a combatir este flagelo.

El MIMP resalta la labor de las y los parlamentarios que vienen demostrando su compromiso en la lucha contra la violencia hacia la mujer, e invoca a más autoridades a sumarse.

La reunión contó con la participación de la viceministra de Poblaciones Vulnerables del MIMP, Cecilia Aldave; la directora ejecutiva del Programa Nacional Contra la Violencia Familiar y Sexual (Pncvfs), Nancy Tolentino; y la Directora de la Unidad de Prevención del MIMP, Milagros Ríos.

NO MÁS ACOSO

Uno de los temas que abordaron ambas autoridades durante su reunión fue el acoso sexual. En ese sentido, ambas autoridades convergieron en seguir trabajando para proteger a las víctimas de este tipo de violencia.

El Decreto Legislativo 1410 incorpora los delitos de acoso, acoso sexual, chantaje sexual y difusión de imágenes, materiales audiovisuales o audios con contenido sexual al Código Penal, y también modifica el procedimiento de sanción del hostigamiento sexual.

Comete el delito de acoso el que, de forma reiterada, continua o habitual, y por cualquier medio, vigila, persigue, hostiga, asedia o busca establecer contacto o cercanía con una persona sin su consentimiento, de modo que pueda alterar el normal desarrollo de su vida cotidiana. Puede no exigirse la reiteración si el resultado ha sido la alteración de la vida cotidiana de la víctima.

Deja un comentario