Línea aérea quiere traer aviones Boeing al aeropuerto de Huanchaco

Para exportar y transporte internacional de pasajeros

  • Piden que el MTC y ADP agilicen el mejoramiento y ampliación del terminal.

Una importante línea aérea que opera en el país quiere iniciar operaciones de carga y descarga de productos y transporte de pasajeros desde el aeropuerto “Carlos Martínez Pinillos” de Huanchaco al extranjero, indicó Eduardo Azabache Alvarado, presidente del Comité Ejecutivo Regional Agroexportador (CERX) La Libertad.

“El compromiso que ha hecho es intervenir con aeronaves Airbus A300 B4, Boeing 757 o Boeing 767, versión cargo, en un plazo inmediato en el que el operador del aeropuerto le brinde las facilidades en superficie y equipamiento idóneo que le permita subir y bajar carga”, dijo.

Es más, precisan que sus operaciones las pueden realizar incluso en horario nocturno, para no obstaculizar las operaciones de aeronaves con vuelos comerciales en el día, comprometiéndose a tener tarifas iguales o mejores que por la salida del aeropuerto internacional Jorge Chávez, de Lima, añadió.

El Boeing 757que vendría a Trujillo es un avión comercial de corto, medio y largo radio de acción. Puede ser considerado como uno de los modelos más exitosos de Boeing. El Boeing 767 se diseñó como un avión de fuselaje ancho, con una capacidad de entre 181 a 375 pasajeros y una autonomía de vuelo entre 3850 millas náuticas (7130,2 km) y 6385 millas náuticas (11 825,02 km).

Por ello, pidió a la concesionaria a cargo del terminal, Aeropuertos del Perú (ADP), y al Ministerio de Transportes y Comunicaciones (MTC), que agilicen la ampliación y mejoramiento del aeropuerto, proyectado recién para el año 2020.

A la fecha la concesionaria invirtió muy poco. Los plazos que dieron a conocer para la ampliación son muy largos y se necesitarían 50 meses para mejorar la zona de carga aérea (almacenes).

Anualmente se puede sacar por vía aérea al extranjero unas 54 mil toneladas de productos frescos, principalmente arándano y palta. Por ahora sacan sus cargas en el aeropuerto de Lima, sumando tiempo y costos excesivos para cada operación por un total de 11 millones de dólares al año, lo que resta competitividad a los agroexportadores de nuestra región.

El CERX está preocupado ante la programación de ADP para la ampliación del aeropuerto, toda vez que han manifestado que implementarán un plan intermedio de aplicación y mejoramiento de más de cuatro años, lo que consideran excesivo. Señalan también la necesidad que el proyecto de implementación del aeropuerto incluya sistemas de aproximación que permitan mejorar y reducir al mínimo la altitud requerida por las aeronaves para la visibilidad de la pista de aterrizaje en casos de neblina.

Deja un comentario