Ladrones del fisco empujan a extrema pobreza a jubilados

Por: Amaro Rodríguez S.

Los ladrones de los dineros públicos desde el nivel de Presidentes de la República, Presidentes del Consejo de Ministros, ministros, parlamentarios del Congreso de la República, Gobernadores Regionales, alcaldes provinciales, distritales, de centros poblados, regidores y funcionarios de las entidades públicas civiles y militares con el robo sistemático, mediante    sobrevaloraciones, coimas y otras modalidades delictivas, retrasan nuestro desarrollo.

Esta modalidad de drenaje delictivo del dinero del pueblo por rufianes de cuello y corbata, enquistado  en la administración pública, además de sabotear el  desarrollo de nuestra patria,  contribuyeron a condenar a la pobreza a los jubilados que en su oportunidad cuando   con su trabajo honesto, contribuyeron al crecimiento económico del Perú conducidos por empresarios emprendedores menos delictivos.

Ahora los docentes jubilados ya han perdido el 50% de su capacidad adquisitiva con la que  dejaron el servicio activo,  lo peor es que gobiernos insensibles están permitiendo que  a los jubilados como los docentes se los está empujando a vivir una extrema pobreza y ya no se puede tolerar  la injusta distribución  de los recursos nacionales.

Promover la correcta administración de la justicia en el Perú, con gran número de jueces y fiscales probos, sería el inicio de un proceso revolucionario como lo consideró el recordado Alfonso Barrantes Lingán, porque con poquísimos magistrados que demuestran una justa administración de la justicia, los cimientos de la corrupción sufren un fuerte sismo renovador que incrimina a malos jueces  fiscales y empresarios encubridores.

Necesitamos parlamentarios con visión justiciera que elaboren  y aprueben leyes, entre otras, una que tipifique el robo de los dineros públicos como un acto de traición a la patria, al mismo tiempo de elaborarse un proceso  especial para someterlos a un juicio sumario, sin atender leguleya das  que amparen la corrupción  y se confisque lo  bienes dolosamente adquiridos incluyendo las de los testaferros.

Deja un comentario