“Entorno VICA: un nuevo concepto para entender la cultura organizacional en tiempos de pandemia”

  • “Volátil, incierto, complejo y ambiguo son los retos que las organizaciones y equipos deben de superar para impulsar el crecimiento de sus empresas en este tipo de escenarios”
  • Para Gustavo Martínez, gerente de Training & Consulting de Adecco Perú, las culturas organizacionales como las de la pre-pandemia no volverán más.

Lima, 08 de noviembre del 2021. La pandemia trajo consigo y acuñó un nuevo concepto que busca resumir lo difícil que resulta adoptar los nuevos paradigmas que se están experimentando en el mundo personal y laboral en un contexto de pandemia.

Así, estamos frente al término VICA, que por sus iniciales hace alusión a un entorno VOLÁTIL (impacto inmediato en el planeta, en la empresa y las personas), INCIERTO (constantes cambios, impredecibles e incontrolables, porque es imposible estar preparados para gestionar lo desconocido), COMPLEJO (la naturaleza caótica del mundo actual crea un ambiente de confusión para los líderes que deben marcar el rumbo en la organización) y AMBIGUO (falta de claridad y transparencia alrededor de las causas y efectos de los acontecimientos globales).

En ese sentido, Gustavo Martínez, gerente de Training & Consulting de Adecco Perú, señaló que para superar este entorno es necesario desarrollar equipos que se distingan por su capacidad y disposición para impulsar el crecimiento de sus empresas en este tipo de escenarios, dispuestos a evolucionar como personas y crecer como profesionales, fortalecer la resiliencia y asegurar la sostenibilidad de sus organizaciones, ser innovadores aprovechando las ideas que resulten de la diversidad de sus integrantes y que tengan la capacidad de adaptarse fácilmente a situaciones imprevistas.

“Organizaciones que enamoran son las que mejor han adaptado su cultura organizacional”

La pandemia ha afectado considerablemente la cultura de muchas empresas y organizaciones, las mismas que han tenido que transformarse, algunas con éxito y otras no tanto. Lo cierto es que existe una necesidad de alinear la cultura junto con la estrategia de la organización y ello puede tornarse muy complejo en entornos inciertos como el actual, que implican altas dosis de incertidumbre y cambios en la forma de trabajar.

En palabras de Martínez, las culturas organizacionales como eran entendidas antes no volverán más, sino que estaremos frente a “culturas transformadas” producto de los cambios que la pandemia ha traído consigo.

Para superar esta situación, las empresas deben renovar sus estrategias con mayor frecuencia que en el pasado, lo que permitirá que los colaboradores de la organización se tengan que alinear a ella: Comunicar los cambios de estrategia, junto con los principios y los valores que los sustentan resulta insuficiente para alinear las formas de pensar y actuar de los líderes y los equipos de las organizaciones. El alineamiento de las personas y procesos de la organización con la nueva estrategia debe ser gestionado como una Transformación Cultural, porque implica cambiar paradigmas y modificar hábitos de comportamiento”, señaló Gustavo Martínez, gerente de Training & Consulting de Adecco Perú.

Así, “las organizaciones Ágiles de Alto Rendimiento operan como una comunidad de personas que tiene una visión compartida y valores comunes. Los equipos realizan ciclos rápidos de aprendizaje y de transformación, acompañados por líderes que les inspiran y empoderan. Sus líderes y equipos comparten el propósito de crear valor para todos los públicos de interés de su empresa y sus integrantes operan como una comunidad de personas con visión compartida y valores comunes para aportar valor y marcar la diferencia”, agregó Martínez.

Otro tipo de organizaciones que han sabido subsistir a nivel de cultura y clima laboral en la pandemia son las denominadas “organizaciones que enamoran”, las cuales se enfocan en un propósito superior, buscan la satisfacción de sus grupos de interés, son inspiradas por líderes visionarios y crean equipos impulsados por valores.

Los líderes de este tipo de organizaciones aprovechan la diversidad de los integrantes de sus equipos como una riqueza para impulsar la innovación y aprovechan su talento para crear valor.

Sus empleados están conectados entre sí y con el propósito de su organización, lo que contribuye a crear beneficios a sus clientes y proveedores, generando experiencias positivas de venta, servicio y colaboración” finalizó.

Entradas relacionadas

Deja un comentario