¿El nazismo en Casagrande?

Por: Percy J. Paredes Villarreal

Después de la derrota de los alemanes y sus aliados, en la segunda guerra mundial; se comenzó a especular sobre si el líder del nazismo Adolfo Hitler, había muerto o no; esto motivo a que se comenzaran a escribir una serie de textos e investigaciones sobre su deceso, generando una serie de mitos y leyendas.

Muchos escritores, periodistas, investigadores, entre otros comenzaron a escribir y plantear sus hipótesis relacionado a que este líder alemán fue el responsable de cientos de miles muertes; y si había muerto o no, si huyo a otro país,  etc.

Obviamente que cada uno de los encargados de escribir sobre la vida de Hitler después de la segunda guerra mundial, dieron argumentos, algunos de ellos convincentes como otros no;  pero en su gran mayoría buscaba demostrar mediante la recopilación de testimonios de  personas que decían haber conocido a este genocida y que lo habían visto en su territorio.

Es importante indicar que cuando se describe un hecho social, particularmente, dentro de las ciencias sociales no tan solo se tiene que tomar en cuenta los testimonios, se tiene que corroborar y recopilar evidencias que permitan fortalecer dicha hipótesis. De lo contrario, sencillamente será un “run run” o una publicación más de los que se ha escrito hasta la fecha.

Recientemente se acaba de escribir y publicar un libro sobre la presencia de Hitler en nuestro país, editado por la Universidad Nacional de Trujillo, cuyo autor es un ingeniero químico egresado de esta “Alma Mater”; y que desde el año de 1982 ingreso a trabajar en la Empresa Casagrande cuando era cooperativa, actualmente sigue laborando en esta empresa que ahora sus accionistas mayoritarios son el Grupo Gloria.

He tenido la oportunidad de leer las 326 páginas que contiene esta obra y que en cierta forma deja mucho que desear; ya que, es importante para la entidad que edita el libro como para el autor del texto tomar en cuenta la forma y el fondo de la publicación o lo que ahora se le denomina el “control de calidad”; porque es un documento que se pone a debate y discusión, permitiendo sustentar y defender  lo que se quiere demostrar mediante la descripción del problema,  sus respectivos argumentos y las evidencias que desean demostrar.

Decimos esto, porque el autor no es un científico social, por lo tanto adolece de una serie de técnicas, metodologías e instrumentos de recolección de información como también para redactar; que le permitiera tener la seriedad del caso,  demostrando lo que él quiere decir en su libro. Por lo que, es importante, que la Editora de la Universidad Nacional de Trujillo, revise y recomiendo a cualquier autor, de cómo debe escribir, redactar, hacer  uso de algunos protocolos, etc., porque de lo contrario estaría demostrando que esta entidad académica no revisa ni tampoco es riguroso en lo que publica.

Ingresando a describir el texto, podríamos dividirlo en tres partes: la primera es la descripción superficial del tema, y que en cierta forma aborda más su paso como presidente del Consejo de Administración de la fenecida Cooperativa Casagrande, sus enfrentamientos con las diferentes agrupaciones políticas y gremiales dentro de este modelo; y como el mismo lo dice su defensa acérrima al “Cambio de Modelo Empresarial”, que actualmente esta empresa viene viviendo. Es decir no existe ninguna relación con el tema que nos presenta el libro.

La segunda parte, nos habla sobre Nostradamus y su supuesta profecía, luego describe a Napoleón Bonaparte, su biografía y sus batallas, además ingresa al tema del nazismo. Y por último, nos habla sobre la presencia de Hitler en el Perú, particularmente busca explicar su ingreso al país, en donde estuvo alojado y en donde vivió; luego  describe la vida de algunos miembros cercano al genocida  perteneciente a dicho partido político que gobernó Alemania, pero que al finalizar la segunda guerra mundial huyeron a diversos países de América Latina.

Considero que el autor cuenta con mucha información pero no ha sabido como ordenarlo, ni procesarlo, mucho menos darle una estructura; además transcribe citas textuales, leyendas, pero en algunos de los casos no toma en cuenta las fuentes bibliográficas. Asimismo, hace uso de los clásicos “copia y pega” de algunos textos extraído de internet sin mencionar la fuente.

Lo que me parece interesante, es el rescate de muchos testimonios de algunos informantes que hablan de Hitler. Y eso lo ha descrito, pero le falta contrastarlo con otras informaciones para de esa manera redactarlo de una manera mucho más estructurado, como también mencionar la fecha, lugar y hora en que realizó dicha entrevista.

En lo que respecta al fondo del libro me parece que existe alguna exageración, como cuando describe que llegaron más de 200 soldados al puerto Chicama; ¿si hubiesen llegado esa cantidad sencillamente,  hubiese llamado la atención a todo el valle Chicama, a la policía y a las autoridades, a los medios periodístico de aquel tiempo?. Además podríamos decir entonces que en Casagrande  hubo un campo de concentración con una gran cantidad de trabajadores donde eran vigilados por militares para que realicen sus jornadas.

Del mismo modo, podríamos afirmar que los Gildemeister dueños de la ex Hacienda Casagrande eran partidarios del Nazismo; y que el dinero que invirtieron en su empresa era producto del saqueo que los alemanes tenían cuando invadían otros países.

Una siguiente versión del autor, indica que Hitler fue traído en un baúl, es decir trasladarlo desde Alemania hasta el puerto Chicama, en un baúl; considero que es muy exagerado  porque una persona en un baúl se asfixiaría y moriría.

El otro tema, es que algunos informantes indican que Hitler llegó en un supuesto platillo volador, porque no tenía forma de un avión ni de helicóptero.

El autor nos habla de que supuestamente habrían personas similares a la figura física del líder nazi, y que podrían haber sido asesinado, y que el llegaría con otro nombre. Es decir  llega a la especulación. Y así podemos plantearnos una serie de interrogantes que nos trae esta publicación, que a mi entender podría estar dentro de la línea de novela que de una obra de investigación científica.

Para culminar, espero que el Ing. Alva Quilcat, en poco tiempo nos escriba otro libro, pero relacionado a su experiencia como presidente del Consejo de Administración de la fenecida Cooperativa Casagrande, y su lucha tenaz por el cambio de Modelo Empresarial, que como él lo dice textualmente en su libro “…soy un defensor del cambio de modelo empresarial”; para que nos haga un balance de los resultados que tiene el cambio de modelo. Aunque de repente lo que añora el autor es que vengan los nazistas alemanes para que ponga orden en la sociedad casagrandina.

Foto: conociendomiperu1.blogspot.com/

Deja un comentario