Asfaltado de vía Cerro Blanco – La Tranca tiene 12% de avance

Alcalde provincial Daniel Marcelo inspeccionó la obra

El alcalde de Trujillo, Daniel Marcelo Jacinto, verificó que el proyecto de asfaltado de la carretera Cerro Blanco – La Tranca -que tiene 22 km y está entre los distritos de Laredo y Poroto-, tiene 12% de avance y estará terminado en julio de este año, como ofrecieron representantes de la contratista.

La autoridad hizo la inspección junto al gerente regional de la Reconstrucción con Cambios, Javier Bustamante Vaca, el regidor provincial Roberth de la Cruz Rosas y el gerente (e) de Obras de la MPT, Jorge Bringas Maldonado, y dio a conocer que el nuevo puente que se va a instalar sobre el río Moche a la altura de Cerro Blanco, reemplazando al antiguo viaducto de fierro, ya está casi listo.

“Se está fabricando toda la estructura metálica y nos han dicho que ya tiene 80% de avance. Luego la trasladarán para su instalación”, dijo el alcalde.

En este proyecto tienen que hacer el cambio de antiguas tuberías en Cerro Blanco y están viendo si se realiza con un adicional. Pero los trabajos sigues adelante y ya hay un 12% de avance del total del proyecto. “La contratista quiere entregar la obra en julio”, precisó seguidamente la autoridad edil.

La “Rehabilitación del camino vecinal LI 178 : Emp. Pe-10 (Cerro Blanco) – Poroto (La Tranca) – La Libertad” es financiada con presupuesto de la Reconstrucción con Cambios, tiene una inversión de S/ 14’698,235.22 e incluye el asfaltado en caliente de la vía, un moderno puente, badenes, alcantarillas y cunetas, entre otros.

Esto implica la construcción de 18,590 m2 de pavimento con emulsión asfáltica, 16,900 m2 con carpeta asfáltica en caliente, 43,148 m2 de losa de concreto, 33 alcantarillas, 8 badenes de concreto, 183 m. de muros de contención de concreto, 18,710 m. lineales de cunetas de concreto, un puente mixto (metálico y con losa de concreto), 62 señales reguladoras, preventivas e informativas, 17 hitos kilométricos, 300 m. lineales de guardavías metálicos y el pintado de 46,800 m. lineales de señales sobre el pavimento.

La obra evitará que los pobladores de las localidades de las cercanías queden aislados durante las temporadas de fuertes lluvias en el ande liberteño, como ya ocurrió varias veces, y durante el fenómeno de El Niño Costero, en que colapsaron la antigua carretera y el puente de fierro que cruza el río Moche.

 “La nueva vía será más ancha y tendrá asfalto en caliente, un nuevo puente, alcantarillas, entre otros”, recalcó Daniel Marcelo.

Este proyecto impulsará el desarrollo económico sustentable y promoverá el crecimiento económico, comercio, turismo, agricultura y ganadería de la zona, elevando la calidad de vida de la población.

El proyecto es ejecutado por el Consorcio Cerro Blanco, integrado por las empresas: Quintana Guevara, Elmer Oscar; Patrón San Miguel Servicios Generales S.R.L. e Importaciones y Servicios E.I.R.L.

Deja un comentario