ARTURO FERNANDEZ VOLVERÁ A LA ALCALDIA DE MUNICIPALIDAD PROVINCIAL DE TRUJILLO

El Jurado Nacional de Elecciones (JNE), emitió su decisión sobre el pedido de vacancia hacia Arturo Fernández Bazán, declarándolo infundado.

Con esta decisión, Fernández Bazán, retornará al sillón de la Municipalidad Provincial de Trujillo (MPT), en el mes de junio.

Durante la audiencia realizada ayer, la Magistrada Martha Elizabeth Maisch Molina, en representación de Jorge Luis Salas Arena, decidió dejar al voto la decisión de vacancia, tras escuchar los argumentos presentados por Jean Paul Silva, como representante legal de Fernández Bazán, y Fernando Calderón, en representación de Rafael Vera Alvites.

El abogado de Fernández Bazán había alegado que el proceso judicial contra su patrocinado no ha terminado aún ya que existe un recurso pendiente que resolver. Este argumento, habría pesado para la decisión final de los miembros del JNE.

Esta decisión del JNE pasa porque en teoría la sentencia contra Arturo Fernández por difamación agravada, motivo por el cual se busca su vacancia, no está del todo consentida.

Esto consiste en que el suspendido alcalde de Trujillo presentó un recurso de queja ante la Corte Suprema de Justicia (Lima) porque en la Corte Superior de Justicia de La Libertad se le negó el recurso de casación del dictamen.

Este recurso está pendiente de resolver. La defensa legal de Fernández argumenta que mientras no se resuelva esto, el JNE no podría proceder con la vacancia.

Así mismo Arturo Fernández, tiene a su favor un precedente en una resolución del expediente Nº 2730-2006-PA/TC , emitida por el Tribunal Constitucional (TC).

En el año 2006, el TC resolvió declarar nula la resolución Nº 156-2005-JNE expedida por el Jurado Nacional de Elecciones (JNE) del 6 de junio del 2005, mediante la cual declaró la vacancia en el cargo de alcalde de la municipalidad provincial de Chiclayo de ese entonces, Arturo Castillo Chirinos.

Sin embargo como menciona el portal de noticias Investiga, “NADA ESTÁ DICHO”   “la suerte de Arturo Fernández, quien se mantiene por ahora en condición de suspendido alcalde de Trujillo, puede cambiar si recibe una nueva sentencia por el mismo delito que, al ser efectiva, generaría su vacancia de acuerdo a la Ley Orgánica de Municipalidades”

Como es de conocimiento, Fernández tiene una audiencia programada para el 7 de junio próximo por el presunto delito de difamación agravada interpuesta por Ricardo Morales, ex director del Proyecto Huacas de Moche. La audiencia se ha reprogramado en reiteradas ocasiones.

Entradas relacionadas

Deja tu comentario