Acciones de control integrado de moscas de la fruta reducen en un 81% la incidencia de la plaga en valles costeros de La Libertad

En el marco del Proyecto de Erradicación de Moscas de la Fruta, el Servicio Nacional de Sanidad Agraria – SENASA, informó que se ha logrado reducir el nivel de capturas de la plaga en un 81% como resultado de las acciones de control integrado que se ejecutan en los valles Santa Catalina, Chicama y Jequetepeque, en la región La Libertad.

Los datos fueron obtenidos por medio del Sistema Integrado de Información de Mosca de la Fruta, donde se registra que, en el mes de junio, la etapa de control y supresión del proyecto inició con la captura de 20, 487 moscas a la semana; sin embargo, a la fecha, la población de la plaga se redujo a 3, 910 capturas, lo que representa el descenso del 81% respecto al índice poblacional de la plaga (MTD).

Las capturas semanales de la plaga se monitorean a través de Sistema de Vigilancia de Moscas de la Fruta, que está conformado por 2 106 trampas instaladas, con una coberturan de 9 552 hectáreas hortofrutícolas en las provincias de Trujillo, Ascope, Pacasmayo y Chepén.

La reducción del nivel poblacional del insecto se debe a las estrategias de control integrado, conformado por el control químico, mecánico – cultural y etológico, que la autoridad de sanidad agraria viene ejecutando en cada sector, a través de un equipo de técnicos y auxiliares de campo.

El control químico se basa en la aplicación por aspersión de un cebo específico para moscas de la fruta, insumo amigable con el medioambiente que se aplica en el follaje de los frutales hospedantes de la plaga.

Las jornadas de control mecánico cultural, son desarrolladas por productores, con el acompañamiento del Senasa. Éstas consisten en el recojo y entierro de frutos, remanentes e infestados, rastrilleo de suelo y poda de árboles. Así como el control etológico, a través de la implementación de trampas caseras, las cuales funcionan como atrayente alimenticio para la captura de la mosca adulta.

El objetivo del proyecto es lograr y mantener niveles de erradicación de la plaga al 2023; por ello, el SENASA exhorta a productores a apoyar el trabajo en conjunto, principalmente el control cultural, para mantener controlada la plaga en beneficio de 8 516 productores hortofrutícolas liberteños, de las provincias indicadas.

 

Entradas relacionadas

Deja tu comentario