A trabajar presos, cada uno cuesta al Estado 9,924 soles al año

Por: Amaro Rodríguez S.

Después de cometer delitos en la diversidad de modalidades destruyendo la paz,  robar, y atentar contra la vida de las personas, tras ser capturados y conducidos a  penales del INPE, cada preso le cuesta al Estado la suma de 9,924  soles al año en ofrecerles gratuitamente casa, comida, limpieza, seguridad con dinero aportado  por el pueblo peruano.

El pueblo  pese a su pobreza aporta  con sus impuestos al Estado,  para mantener a  una lacra  delincuencial de todo calibre hasta de cuellos  blancos, esta realidad resulta  ofensiva reconocerla  por  vergonzosa realidad, al mantener zánganos improductivos, cuando lo más justo es que se ganen como todos, el pan con el sudor de su frente, trabajando.

La población penitenciaria en los penales está altamente sobrepoblada  a nivel nacional en un 134%, que demanda un al Estado un gasto que alcanza los 1,352 millones de soles al año, este hecho real anualmente va en crecimiento sostenido, ni siquiera fue visto de   reojo por los congresistas, para elaborar una Ley que obligue a los reos a trabajar para ganarse la alimentación y alojamiento, porque ellos solo miraban como robar el dinero público.

El Ministerio de Justicia tiene que plantear alternativas para no destinar los recursos del Estado a mantener a delincuentes, construyendo en forma urgente mas penales, porque cada mes  crece en más de 500 nuevos reos que ingresan a penales, aunque se conoce  proyectos sobre la concesión de los penales y la privatización de los servicios carcelarios en el Perú.

De acuerdo a estadísticas del INPE a Febrero del 2018  la población de reos en los 69 establecimientos penitenciarios, según el INPE  alcanzó los 104,643 reos, con un incremento de 5,661 nuevos reos  en relación con el año anterior 2017 y cada año se incrementa mas la población penitenciaria a la que debe obligarse a trabajar.

Deja un comentario