Yara: productividad nacional promedio del café no llega ni al 30% de su potencial

El rendimiento promedio por hectárea en el Perú es de 15 quintales de café. Con un programa de nutrición balanceada y dosificada, un caficultor puede lograr más de 50 quintales por hectárea.

  • La calidad de taza es determinante para que los productores obtengan un mejor precio por su café. El promedio nacional es inferior a 80 puntos de modo que reciben 100 dólares por quintal. Por un café con una calidad de taza superior a los 85 puntos pueden pagar el doble.
  • Yara lanzará su solució NuestroCafé con el objetivo de incrementar productividad y mejorar la calidad de taza.

Lima, 10 de julio de 2019.– En el 2019, el precio internacional del café sigue sin superar los 100 dólares por quintal (56 kilogramos); mientras que los costos de producción se han incrementado en los últimos años (actualmente 120 dólares por cada quintal). A este escenario hay que añadirle que los rendimientos por hectárea son de los más bajos de la región, lo que se traduce en poca rentabilidad para el caficultor.

“El rendimiento promedio nacional es de 15 quintales por hectárea porque el caficultor promedio no está acostumbrado a fertilizar sus parcelas o no tiene acceso a fertilizantes especializados con micronutrientes. En Yara trabajamos con caficultores de Cajamarca y San Martín que han logrado una prouctividad mayor a los 50 quintales por hectárea. Esta cantidad es a la que deben aspirar los productores de café, pero para ello es fundamental aplicar un programa de nutrición balanceado y dosificado”, señaló Martín Ponce, gerente de ventas de la región Norte de Yara Perú.

Cajamarca  y San Martín lideran el ranking de mayor productividad promedio con 25 quintales por hectárea; sin embargo, en otras regiones productoras como Cusco, Junín o Piura, los rendimientos fluctúan entre 12 y 18 qq/ha. “Incrementar los rendimientos es fundamental para mejorar sus condiciones de vida, pero la calidad del cultivo es el factor determinante para recibir un mejor precio”.

Según cifras de Yara, la calidad de taza (aroma, cuerpo, acidez, sabor) promedio varía entre 80 y 82 puntos en los protocolos de catación de SCAA; es decir, una calificación baja por la que pagan 100 dólares el quintal. El mercado internacional puede llegar a pagar el doble por quintal si la calidad de taza es superior a los 85 puntos. “Para alcanzar esta calificación es importante el manejo post cosecha (cosecha selectiva, una fermentación y secado adecuados y un correcto almacenaje libre de olores fuertes), pero más importante aún es aplicar distintos macro y micro elementos en cada etapa del cultivo como el nitrógeno, fósforo, potasio, calcio, magnesio, azufre, boro y zinc”, comentó Ponce.

La compañía Yara lanzará en todas las zonas productoras de café del Perú su solución NuestroCafé con el objetivo  de elevar los rendimientos y mejorar la calidad del cultivo a través de la transferencia de conocimiento y un programa de fertilización balanceada.

La solución NuestroCafé se basa en tres pilares: experiencia, conocimiento y crecimiento. “Contamos con la experiencia para formular un programa de nutrición balanceada idóneo. No solo obtendrán buenos rendimientos y calidad como mencioné, sino que les permitirá reducir la acidez de sus suelos, mejorar la resistencia a enfermedades como La Roya, etc., Nuestro conocimento se verá reflejado en una serie de actividades de campo gratuitas como charlas y capacitaciones desarrolladas por una amplia red de expertos. Además, habilitaremos una plataforma virtual que incluye videos tutoriales, consultas técnicas en línea y acceso a herramientas digitales de precisión”.

“Ayudarlos a crecer en sus negocios también es fundamental para Yara. Es por eso que buscamos acercar a los caficultores con diferentes integrantes de la cadena de valor que están dispuestos a pagar un mejor precio por un producto de calidad, libre de enfermedades y metales pesados. Nosotros contamos con alianzas estratégicas con compradores, industriales y asociaciones de café como Volcafé que ya le compran su producción a cientos de productores que trabajan con nuestros productos”.

Evidencias

El año pasado el equipo agronómico de Yara realizó 16 ensayos demostrativos en distintas zonas de producción de Amazonas y Cajamarca. Las hectáreas que fueron fertilizadas con el programa de Yara lograron un incremento de rendimiento por hectárea de más de 40%; es decir, se obtuvieron entre 7 y 12 quintales adicionales. En términos de rentabilidad, los productores tuvieron ganancias extras entre S/ 2,450 y S/ 4,200.

Fertilización orgánica vs mineral

El café orgánico tiene una alta demanda internacional y un buen precio, pero su producción es una práctica poco eficiente e insostenible en el tiempo. José Díaz, experto agrónomo en café de Yara Perú lo explica:

Para producir 30 o 40 quintales de café orgánico se requiere el doble de espacio que un café convencional debido a que los rendimientos por hectárea son significativamente menores. Además, en la producción de café orgánico, la calidad de taza es muy pobre porque no se le aplica los nutrientes que necesita el cultivo y que le hacen falta al suelo.

Otro punto importante, es la sostenibilidad de la tierra. Las plantas absorben los nutrientes que están disponibles en el suelo para poder alimentarse y crecer. Si al suelo no se le devuelve los nutrientes que está agotando, su productividad será cada vez menor. Por lo tanto, el no aplicar fertilizantes es una práctica perjudicial para la sostenibilidad del suelo y el medioambiente, porque cuando pierde productividad ya no es útil para el agricultor, entonces va la selva o al bosque y tala una hectárea más para explotar los recursos disponibles en el suelo.

Para mayor información sobre la campaña y solución NuestroCafé ingresa a: www.nuestrocafebyyara.com

Acerca de Yara

Yara genera conocimiento para alimentar el mundo de manera responsable y proteger el planeta, y así cumplir nuestra visión de una sociedad colaborativa, un mundo sin hambre y el  planeta respetado.

A fin de lograr estos compromisos, hemos tomado el liderazgo en la creación de herramientas digitales para fortalecer la agricultura de precisión, y el trabajo cercano con nuestros  aliados a lo largo de toda la cadena de valor de los alimentos, para desarrollar soluciones de nutrición de cultivos más amigables con el medio ambiente. Asimismo, estamos comprometidos a trabajar por la producción sostenible de fertilizantes minerales. Fomentamos una cultura de diversidad e inclusión, que promueve la seguridad e integridad de nuestros empleados, contratistas, socios comerciales y la sociedad en general..

Fundada en Noruega en 1905 para solucionar la hambruna en Europa, hoy Yara tiene presencia global, con cerca de 17,000 empleados y operaciones en más de 60 países. En 2018, Yara reportó ingresos por USD 12.9 mil millones. Para más información, visita: www.yara.com

Entradas relacionadas

Deja un comentario