Unidad nacional de cara al Bicentenario, pidió gobernador Luis Valdez

Trabajar unidos y asumir compromisos con el Perú, porque hay muchas brechas por cerrar en sectores como salud, educación o infraestructura; en seguridad ciudadana, igualdad de oportunidades o anticorrupción, pidió el gobernador regional Luis Valdez Farías al iniciarse en todo el país las celebraciones por el Bicentenario de la Independencia Nacional.

“La única forma de revertir la actual situación del país es trabajando juntos”, remarcó en la ceremonia de izamiento de banderas realizada ayer sábado en la plaza de armas de Trujillo, en la que participaron el ministro de Agricultura, Gustavo Mostajo Ocola, y las principales autoridades liberteñas.

Valdez inició su intervención con un mensaje de unión y esperanza de cara al Bicentenario de la Independencia Nacional, fundamentalmente pensando en las futuras generaciones

Indicó que el 2021 debe significar para todos los peruano el inicio de una nueva patria, recalcando que somos un país diverso, rico y lleno de oportunidades que tenemos que saber aprovechar generando un cambio y mayor competitividad en la población.

“Debemos prepararnos para llegar a ser esa nación y país moderno que todos ansiamos. Un país que no tenga las brechas que hoy muestra. Ese objetivo solo lo vamos a conseguir trabajando de la mano y eso también requiere atención prioritaria del Estado”, dijo.

La autoridad regional hizo un llamado a las fuerzas políticas del país para que trabajen pensando en ese gran objetivo nacional que es llegar a ser un país moderno y con igualdad de oportunidades para todos sus habitantes.

Los exhortó a asumir el desafío de cambiar la realidad del país para consolidarlo como uno de oportunidades, moderno, integrado y sin corrupción, en el que prime el diálogo para conseguir las metas de la Agenda del Bicentenario y fueron representadas con el izamiento de seis banderas blancas junto a los pabellones nacional, regional y de Trujillo.

Las banderas blancas representan la lucha contra frontal contra la corrupción, el diálogo como principal arma contra la violencia, el trabajo por un país integrado, moderno y competitivo, la lucha por la igualdad de oportunidades para todos los peruanos por un país sostenible y respetuoso de la naturaleza, y un país orgulloso de su identidad y diversidad.

La ceremonia contó con una representación de un ritual ceremonial de la Dama de Cao, baile de marinera, desfiles de caballos de paso y diversas delegaciones, habiendo comenzado al mediodía para terminar minutos antes de las dos de la tarde.

Related posts

Deja un comentario