Un camino trazado: ¿cómo avanza la minería peruana hacia la sustentabilidad?

Por Claudio Soto, Consulting Business Industries Región Andina en Logicalis.

Automatización, remotización y digitalización. Tres conceptos que hoy permiten consolidar una minería cada vez más autónoma, productiva, eficiente y segura. La tecnología, muchos años representada como un complemento, hoy es un activo esencial para el crecimiento, desarrollo y competitividad del sector.

Un incremento en la eficiencia operacional de las compañías implica, entre otros beneficios, disminuir los costos, reducir o eliminar los riesgos y mejorar los tiempos en la ejecución de tareas. Más aún, la minería consolida hoy una gestión operativa inteligente y con un mejor aprovechamiento de los recursos.

Desde esa premisa, la sustentabilidad toma cada vez más fuerza. La industria sigue avanzando en inversiones tecnológicas y estrategias innovadoras para consolidar soluciones como gemelos digitales, sensores (IoT), robótica, entre otras.

Inteligente, verde y segura

Desde tiempos remotos, el Perú es un país minero con mucha producción de cobre y oro. Las exportaciones del sector minero constituyen el 18% del producto bruto interno durante el 2021 y el 50% del ingreso de las divisas del país.

En ese sentido con foco en el crecimiento de la minería, ya no solo se busca anticipar escenarios, realizar un mantenimiento preventivo de equipamiento o hacer seguimiento a colaboradores y activos; hoy el desafío también es el reutilizar el agua, contaminar menos suelos y reducir la huella de carbono.

El anhelo de una producción sustentable es una realidad. Colaboradores conectados, redes de comunicación más potentes, integración de operaciones y energías renovables como motor se están aplicando lentamente, pero a paso firme. Las capacidades digitales y algoritmos serán el corazón de esta industria. La minería automatizada decide informadamente y actúa instantáneamente de forma remota. Esto, con infraestructuras más sólidas y ágiles; con redes críticas que aportan data en tiempo real; y con una gestión de la seguridad más responsable.

A diferencia de otras décadas, hoy desde la concepción de los proyectos se respira una minería tecnologizada y más inteligente. No hay retorno ni vuelta atrás. La minería avanza sin descanso hacia una gestión sustentable, segura y más productiva. La competitividad, valor y relevancia dependen de eso.

Entradas relacionadas

Deja tu comentario