Temblor de magnitud 6.1 en Piura: ¿Qué hacer durante un sismo?

Al promediar las 12 del mediodía un fuerte movimiento telúrico de magnitud 6.1, se registró a 12 kilómetros al oeste de la localidad de Sullana en Piura, provocando alarma y desesperación en la población. Ante ello, nace nuevamente la interrogante ¿Estamos preparados para afrontar un posible terremoto?

Al respecto, Jorge Capuñay Sosa, Ingeniero Geólogo y docente de la Universidad César Vallejo informó que los eventos sísmicos de este nivel ayudan sobre todo a liberar energía. “El sismo ha sido de una profundidad media, esto disminuye la probabilidad de daños mayores y tampoco provocan una alerta de tsunami. Estos movimientos ayudan sobre todo a liberar energía, lo que no quiere decir que no debemos prevenir este tipo de eventos”, refirió.

El fuerte movimiento provocó algunos daños materiales en viviendas y edificios en la zona costera como Colán, así como también desprendimientos de piedra y tierra de los cerros. Nuestro especialista comentó “Piura tiene suelos muy arcillosos o limosos y la capa freática es alta, escavas unos metros y lo que encuentras es agua; estas características hacen que una estructura sea vulnerable ante un evento sísmico de esta magnitud. Si las viviendas son antiguas o no cumplen con las especificaciones de construcción, los resultados son los que vemos en fotografía”.

Con respecto a las réplicas que se vienen sintiendo en Piura luego del fuerte sismo, el especialista explicó que esto se produce cuando ocurre un sismo de magnitud considerable, las rocas que se encuentran cerca de la zona de ruptura están sujetas a un reacomodo. Por lo tanto, es normal que haya réplicas.

Hay que recordar que los sismos son cíclicos y mientras más grande sea el periodo de retorno, mayor será la cantidad de energía liberada. Por ello, debemos estar preparados y tomar en cuenta de estas recomendaciones:

  1. Participar de todas las campañas de prevención.
  2. Siempre tener a la mano nuestra mochila de emergencia con agua potable, alimentos no perecibles, radio a pilas, un botiquín de primeros auxilios, una linterna a pilas, un pito, una cuchilla, contar con un alcohol en gel para desinfectar de manera rápida sin requerir de agua y mascarillas.
  3. Tener bien ubicadas las salidas de emergencia de nuestros hogares. Si vivimos en edificios, recorrer las escaleras de emergencia para conocer su estructura ante un eventual sismo.
  4. Buscar lugares seguros dentro de casa como las zonas donde están ubicadas las columnas.
  5. Realizar simulacros con la familia y otorgarle a cada uno de los miembros una tarea en caso de emergencia.
  6. Si tenemos a adultos mayores, niños o personas con discapacidad en casa, debemos organizarnos con los demás miembros de la familia para el momento de la evacuación.

Es propicio mencionar que nuestro país se encuentra ubicado en el cinturón de fuego del pacifico y que esta zona es vulnerable a los movimientos telúricos, registrándose un aproximado del 85% de la actividad sísmica mundial.

Entradas relacionadas

Deja tu comentario