Publican una nueva edición de la obra titulada la “Extirpación de la idolatría del Perú” (1621)

Por: Jimmy Martínez Céspedes

La semana pasada salió publicada una nueva edición de la obra titulada la “Extirpación de la idolatría del Perú” (1621), cuyo autor es el padre jesuita Pablo Joseph de Arriaga. En el 2021, cuando publiqué con José Carlos de la Puente Luna el “Taller de la idolatría: los manuscritos de Pablo José de Arriaga, SJ” (2021) resaltamos la importancia de la obra para el estudio de la religiosidad andina, así como de la política extirpadora que los jesuitas buscaron implantar en los Andes. Esta edición es una invitación a realizar una nueva relectura del texto para entender la problemática del proceso de evangelización de la población nativa en el siglo XVII. La edición que estuvo bajo el cuidado del historiador Jorge Huamán Machaca comprende una apostilla bibliográfica, el estudio preliminar, la edición modernizada acompañada de notas críticas, y completada con un valioso apéndice documental que hace de esta nueva edición un libro de consulta obligatoria para los interesados en el tema. Asimismo, presenta un índice onomástico y toponímico, que ayuda al lector a identificar a los personajes y lugares que se mencionan en el libro.

Mi aporte en la presente edición se basó en la elaboración del estudio preliminar y en la publicación de cuatro documentos inéditos que nos brindan nuevas luces sobre la vida del padre jesuita y de su labor pastoral en el contexto de las campañas de las idolatrías. En el ensayo analizo el papel protagónico de tres indígenas que participaron en las campañas de las idolatrías. Estos personajes acompañaron a los extirpadores y colaboraron en la recopilación de información sobre la religión andina. Arriaga consultó mucho de estos informes que elaboraron los extirpadores con ayuda de sus auxiliares. En ella, destaco el papel que cumplió el fiscal Miguel Lupari, personaje del que muy poco se conoce, pero su papel fue importante apoyando al visitador Francisco de Ávila y Diego Ramírez.

En torno a los manuscritos, el primer documento que se publica se refiere al capítulo que escribió Jacinto Barrasa sobre la vida del padre Arriaga en su crónica inédita «Historia eclesiástica de la Compañía de Jesús en los reinos y provincias del Perú» (1679?). De esta biografía solo conocíamos versiones parciales dadas a conocer por Enrique Torres Saldamando y Rubén Vargas Ugarte. El padre Barrasa para componer la biografía consultó documentos hoy día perdido del archivo jesuita de San Pablo. El manuscrito original comprende dos tomos y se encuentra actualmente en el Archivo Histórico de la Compañía de Jesús del Perú. Accedimos al documento gracias a la gentileza de mi amigo el padre Juan Dejo.

Los documentos 2 y 3 se refieren a dos escritos inéditos que el padre Arriaga redactó en el contexto de las visitas de las idolatrías y que dan cuenta de su labor en el campo misional y al mando de la dirección del Colegio de Caciques y Casa de la Santa Cruz. Estos manuscritos se encuentran en dos instituciones norteamericanas. El documento N° 2 pertenece a la biblioteca Lilly de la Universidad de Indiana y logramos acceder a ella gracias a la gentileza de nuestro amigo José Carlos de la Puente de la Luna, quien lo descubrió en dicho archivo y me permitió su inclusión para esta edición. Este documento es importante porque nos revela que el libro de Arriaga ya circulaba en su versión manuscrita entre los misioneros jesuitas antes de su impresión en 1621. El tercer documento se halla en la Harkness Collection de la Biblioteca del Congreso de los Estados Unidos. En este documento se detalla las gestiones que realizó ante Real Audiencia de Lima para el sustento de los hechiceros e hijos de caciques que se encontraban bajo su administración.

 

El documento 4 pertenece al Archivo Arzobispal de Lima y fue redactado por el doctrinero Andrés Mujica. Debe ser una de las pocas relaciones de idolatrías que han sobrevivido hasta la actualidad, sobre todo por ser las que elaboraron los doctrineros con apoyo de sus asistentes indígenas. Este tipo de informaciones muestran la variedad de fuentes que debió consultar el padre Arriaga en el archivo eclesiástico para componer su libro. Asimismo, estos documentos tempranos le sirvieron para tomar conocimiento de los problemas que aquejaban la evangelización y delinear así su política de extirpación en los Andes.

 

A 403 años de haber sido publicada en la ciudad de Lima. Esta edición es un justo reconocimiento a la obra del padre Arriaga. El libro presenta una edición de lujo, en tapa dura y con sobre cubierta. Además de ser una edición limitada, cada ejemplar está numerado. La obra ha sido publicada por la editorial Guaman Poma de Ayala, empresa cultural integrada por los libreros Richard Alcántara, John Palomino Hinojosa y Alberto Pérez.

Deja tu comentario