Políticos  crean inestabilidad y riesgos para  elecciones 2021

Por: Amaro Rodríguez S.

Actualidad peruana exige gobierno austero y rebaja de altos sueldos por dos años

Impetuosos políticos algunos con virtud de hambrientos zorros matreros, otros incautos, simplemente embelesados por lograr de inmediato mejoras para sus bolsillos y partidos políticos, desde el Congreso de la República se confabulan en torno a intereses comunes, menos del pueblo que los eligió, generan tormentas y remolinos de aguas convulsionadas, que pueden culminar tragándose a ellos mismos y sepultando aspiraciones partidarias.

El endeble Poder Ejecutivo actual desde el Congreso lo hacen tambalear y el Presidente Francisco Sagasti tiene que mantenerse como un equilibrista sobre una cuerda accionada por quienes le encargaron el Gobierno transitorio, que conducirá las elecciones generales del 11 de abril del 20121, de acuerdo a un cronograma electoral  vigente, a respetarse para mantener nuestra democracia,  no hacerlo obligaría a la Fuerza Armada hacerla cumplir.

Es muy oportuno cambiar la actitud de la clase política que utiliza a sus congresistas en el ajedrez político, desarrollando una postura responsable fortaleciendo sus propios cuadros, despojándose de los candidatos que registren antecedentes penales, por constituir una lastre muy real que les impedirá avanzar en aguas convulsionadas y no sean absorbidos por los  fatídicos remolidos, que los hará perder soga y cabra.

PRÓXIMO GOBIERNO AUSTERO CON REBAJA DE ALTOS SUELDOS

A  estas alturas en las postrimerías del actual mandato de la Presidencia y del Congreso, debe ir generándose un tácito consenso en torno de instaurar el 28 de julio próximo un gobierno totalmente austero en el gasto público, con la significativa rebaja de no menos de un 30% de los sueldos que perciben los altos funcionarios en todas las instituciones del Estado.

Queremos ver en la práctica la correspondencia de la clase política que tiene vocación de servicio a favor del pueblo, tal como debe practicarse la política como  verdadero servicio social,  para despojarse de mutuo propio del interés metálico que los anima a incursionar en política y devolver la confianza y fe cívica del pueblo. De lo contrario llegará la hora y momento que pagarán sus deudas, dejando cono herencia a su familia una vergonzosa realidad y estigma para sus apellidos.

Entradas relacionadas

Deja tu comentario