Nunca antes  término congresista fue tan peyorativo como hoy a causa de rufianes

Por: Amaro Rodríguez S.

La desnaturalización y des valoración del término congresista en nuestro país, fue tan inmenso a causa de rufianes que viven del engaño  y la mentira al pueblo que los eligió a tal punto se ser calificados en términos más peyorativos por la ciudadanía que se da cuenta de sus maniobras legislativas y sobre todo por su conexión es delictiva.

Para esta laya de congresistas impregnados de una aureola de corrupción, donde ni siquiera se asoma un atisbo de vergüenza porque lo desconocen,  si constituyen como parte de la  clase política envilecida una vergüenza para la comunidad internacional al tener el Perú una sucesión de presidentes de la República, responsables de peculado y sin eufemismo, responsables  de cuantiosos robos del dinero público.

Mientras que en el Perú una población en alto porcentaje sumido en la pobreza y extrema pobreza,  los congresistas rufianes claman por aumento de sueldo en insultante actitud que solo demuestra la voracidad de las aves de  rapiña para comerse hasta los despojos de quienes trabajan  en afán de construir la grandeza de nuestra patria.

Hoy al congresista por culpa propia de los rufianes, la gente honesta los mira y los tilda con términos despreciables y en manifestaciones públicas piden el cierre del Congreso de la República para extirpar este tumor maligno que corroe los esfuerzos del pueblo peruano para alcanzar el  mayor bienestar de la población.

Ahora ser congresista,  a causa de la denigrante  actuación de específicos congresistas, ya no es un honor, mas bien es estar estigmatizado con cualquier epíteto que resulta  ser un insulto.

Entradas relacionadas

Deja un comentario