Monseñor Miguel Cabrejos, OFM arzobispo de Trujillo presidió la eucaristía en la fiesta de la virgen de las mercedes, gran mariscala y patrona de las Fuerzas Armadas del Perú.

En la Basílica Catedral de Trujillo, Monseñor MIGUEL CABREJOS, OFM Arzobispo de Trujillo presidió la Eucaristía en la Fiesta de la Virgen de las Mercedes, Gran Mariscala del Perú y Patrona de las Fuerzas Armadas y de la Orden Mercedaria.

Participaron de la Santa Misa, autoridades y miembros del Ejército del Perú, de la Marina de Guerra, la Policía Nacional y la Comunidad Mercedaria de Trujillo.

Durante su homilía, Monseñor Miguel centró su reflexión en la Santísima Virgen de la Merced, y en su rol de Madre como “dispensadora de las gracias, dones y favores de Dios”, manifestando que “Así como Cristo llegó por Ella hasta nosotros en la Encarnación, así nosotros iremos por Ella hacia Cristo. No existe otro camino en la viva memoria de la Iglesia”.

Monseñor Miguel, sobre la misión y función del militar en la convivencia de los hombres, resaltó que la sociedad quiere que siga siendo “servidor de la comunidad, garante de las libertades individuales y sociales, garante de la institucionalidad democrática, defensor de la seguridad nacional, colaborador en la construcción de una nueva sociedad, artífice de la paz…”.

Al finalizar la Santa Eucaristía, la Sagrada Imagen de nuestra Señora de la Merced inició su recorrido procesional por el perímetro de la Plaza de Armas de Trujillo recibiendo el homenaje por parte de las Autoridades y miembros de las fuerzas armadas, instituciones civiles y de la feligresía.

Entradas relacionadas

Deja tu comentario