MINSA reforzó las medidas preventivas y de vigilancia epidemiológica frente a la covid-19 en las comunidades nativas

Líderes de comunidades se involucraron en las intervenciones y se incorporó la medicina tradicional indígena en la recuperación de pacientes.

Mediante la implementación del Plan de Intervención del MINSA, la Dirección de Pueblos Indígenas ha hecho frente a la COVID-19 entre los meses de agosto a noviembre, interviniendo comunidades y centros poblados rurales de la Amazonía. Desde el nivel comunitario, se han fortalecido las medidas preventivas y de vigilancia epidemiológica frente a la COVID-19,

El director de Pueblos Indígenas Lic. Julio Mendigure Fernández, mencionó que una de las intervenciones más importantes, fue el involucramiento de los líderes de las comunidades y la medicina tradicional indígena, que ha contribuido a la recuperación de las comunidades, permitiendo ampliar la cobertura de salud en población indígena y reduciendo la tasa de mortalidad por la COVID-19 en comunidades nativas.

Estas acciones sanitarias tuvieron como eje principal la atención de la población indígena amazónica, mediante la atención en salud por parte de los equipos móviles de respuesta rápida del MINSA, además de brindar una constante dotación de suministros y equipos médicos a las regiones.

Las coberturas sanitarias brindadas por el Minsa y la DPI, atendieron a las poblaciones indígenas y de centros poblados rurales, de las regiones de San Martín, Junín, Pasco, Amazonas, Huánuco, Ucayali, Madre de Dios, Cajamarca, Loreto y Cusco.

Por su parte, el Centro Nacional de Epidemiología, Prevención y Control de Enfermedades reportó el en la segunda mitad de diciembre que, los pueblos indígenas (andinos y amazónicos), que son una población epidemiológicamente diferenciada y de vulnerabilidad extrema en la que se registran indicadores de pobreza mayores al promedio nacional, los hace más vulnerables frente a la pandemia.

Cabe destacar que, en Pueblos Indígenas Andinos se han registrado 4,978 casos de COVID-19, siendo la región Ayacucho una de las regiones más afectadas con 3,396 casos; representando el 68% de los casos totales; seguido de Puno con 950 casos (19%) y La Libertad con 389 casos (7%). Se confirmaron un total de 3,006 casos en población adulta.

Con referencia a la tasa de letalidad en la población indígena andina, se alcanzó el 4.7%, registrándose 232 defunciones por COVID-19, de los cuales 180 fueron personas adultas mayores. Además, en los Pueblos Indígenas Amazónicos se han registrado 19,458 casos de COVID-19, siendo Loreto la región más afectada presentando 6,901 casos (35% de los casos totales), seguido de Amazonas con 6,582 casos (34%) y Ucayali con 2,268 casos. Se confirmaron un total de 9,544 casos en población adulta.

En comparación con la población andina, la tasa de letalidad en población indígena amazónica fue menor, registrándose solo el 0.5%, es decir 100 defunciones por COVID-19, de los cuales 57 fueron personas adultas mayores.

Por otro lado, los pueblos étnicos de la Amazonía con mayor tasa de incidencia de casos COVID-19 (mayor a 100,000 habitantes) son: Bora, Orejón, Murui-Muinani y los Katataibo. En contraparte, los pueblos étnicos con menor tasa de incidencia de casos (menos a 3,000 habitantes) son: Capanahua, Machiguenga, Nomatsigenga y Asheninka.

Entradas relacionadas

Deja tu comentario