Más derechos, menos privilegios

Por: Katty Martinez Rodas

Todas y todos los peruanos somos ciudadanos con derechos y deberes garantizados por el Estado, en teoría. En la práctica tenemos una población con privilegios que ningunean o abusan de quienes no los poseen. Por ejemplo, se supone que la educación de calidad debería ser un derecho universal pero eso se borra en las primeras cuadras de los distritos de la periferia, ni que decir de la sierra o selva.  La salud pública es una suerte de ruleta rusa, en la que si tienes contactos quizás puedas atenderte el mismo mes que solicitas cita, de no ser así, te pueden llamar para una colonoscopía a tu padre cuando ya tiene un mes muerto. El conseguir un trabajo digno y de acuerdo a nuestras capacidades depende mucho de si tienes o no contactos o si estás dispuesto a pagar el favor una vez dentro.

Esta falta de derechos para los y las peruanas luego decae en una criminalización de la pobreza o de las personas en situaciones de vulnerabilidad, y se les echa la culpa de su condición, nos romantizan las ideas de emprendimiento y las venden como si dependiera del individuo cambiar su situación.

Algunas personas tratan de justificar su falta de empatía social diciendo que ellos no tienen la culpa de haber nacido en determinado nivel socio económico, pero cuando uno nace con ciertos privilegios es casi un deber aprovecharlos para que más personas puedan acceder a la mitad de derechos que algunos gozan. Si tenemos el micro, siempre podemos pasarlo para que más personas sean escuchadas, en vez de juzgar o ser indolente desde la vivencia privilegiada. Para muestra un botón, ayer se conmemoraron 10 años del Baguazo y aún resuena en mi memoria una entrevista infame de Mariela Balbi a Alberto Pizango en la cual le dijo “yo no me voy a quedar sin luz porque no quieren dialogar”, como si el Estado de Derecho se limitara a Lima o a la ciudad, y es que sin duda alguna el dicho “las personas hablan porque tienen boca” se puede cambiar a “las personas hablan porque tienen privilegios”.

Entradas relacionadas

Deja un comentario