Más de 700 niñas, niños y adolescentes en riesgo o desprotección familiar fueron protegidos durante la cuarentena nacional

  • Las Unidades de Protección Especial, a nivel nacional, continuarán brindando el servicio especializado para la protección de la niñez y adolescencia, en los departamentos donde se aplica el aislamiento social obligatorio.

El Ministerio de la Mujer y Poblaciones Vulnerables (MIMP), a través de sus 19 Unidades de Protección Especial (UPE), desplegadas a nivel nacional, brindó protección a 749 niñas, niños y adolescentes cuya integridad y derechos venían siendo vulnerados, exponiéndolos a situaciones de riesgo o desprotección familiar durante la cuarentena nacional que culminó el 30 de junio.
Durante la atención ininterrumpida de sus equipos especializados en derecho, trabajo social y psicología, las UPE brindaron contención emocional, atención a sus necesidades básicas en alimento, vestido y atención psicológica, así como articulación con servicios públicos y privados para la atención y pleno disfrute de su derecho a la salud, educación, y a vivir protegidos.
Fue a través de medidas de protección dictadas a favor de niñas, niños y adolescentes que se priorizó su derecho a vivir en familia, siempre que esta contara con un entorno protector. De lo contrario, se acudió al Banco de Familias Acogedoras del MIMP, que cuenta con 132 familias solidarias, para su acogimiento en un entorno familiar alternativo, o se dispuso su atención integral en un Centro de Acogida Residencial de la red pública o privada.
En Lima Metropolitana y Callao, las UPE brindaron protección a 270 niñas, niños y adolescentes; mientras que el segundo departamento con más casos atendidos fue Piura, con 105 casos. La intervención de las UPE aseguran que niñas, niños y adolescentes vivan en un entorno protector y se desarrollen plenamente.
Paralelamente, las UPE han continuado con la atención de los casos en los que ya se habían iniciado procedimiento por riesgo o desprotección familiar antes de la emergencia, brindando 27 764 atenciones legales, psicológicas y sociales remotas al 26 de junio, haciendo uso de herramientas virtuales para reducir los riesgos de contagio, como se estableció en el Decreto Legislativo 1470.
Asimismo, a través de la Línea 1810, se realizaron 514 atenciones telefónicas especializadas sobre situaciones de riesgo o desprotección de niñas, niños y adolescentes, donde se brindó orientación y derivación de casos para su oportuna atención.
El MIMP redobló su servicio especializado a favor de las niñas, niños y adolescentes, a través del despliegue de sus 19 UPE, reconociendo la situación de especial vulnerabilidad que viven durante la emergencia sanitaria. Asimismo, brindó asistencia técnica a más de 240 Centros de Acogida Residencial donde residen niñas, niños y adolescentes en desprotección familiar, y viene fortaleciendo a las Demunas para una intervención con enfoque territorial que garantice su vida plena en espacios protectores.

Entradas relacionadas

Deja un comentario