Hostales INPE esperan a 3,000 inquilinos de epidémica corrupción

 Por: Amaro Rodríguez S.

Frente a desesperados esfuerzos desplegados en el Perú, liderado por el Gobierno Central para enfrentar la mortal pandemia de Covid-19 que superó los 200 mil contagiados, se torna epidémica la corrupción en los estamentos de los tres niveles de gobierno y en instituciones tutelares que hoy se nutren de alimentos y dinero del pueblo peruano.

Lo demuestra el trabajo desarrollado por la Contraloría General de la República, tras haber detectado hasta el  momento a 4,212 funcionarios que ganan entre 3,000 5,000 soles mensuales, como receptores de las canastas alimentarias que distribuyen las comunas y con  esa dolosa distribución le arrebatan el pan destinado a las hambrientas bocas de niños.

La opinión del pueblo frente la aparición de la epidémica  corrupción dentro de la pandemia que nos azota y  cada día arrebata más vidas, sienten que se avecina momentos para  hacer justicias y sea la Fiscalía la que formalice la comisión de delitos, para que jueces disten sentencias a los trasgresores, tal vez ya acostumbrados a robar impunemente los dineros públicos.

Con la liberación de miles de presos  de penales hacinados, quedará espacio más  que suficiente, para albergar  desde funcionarios de la más baja jerarquía en los niveles de gobierno hasta, regidores, consejeros, ex parlamentarios, alcaldes, gobernadores, ex ministros y altos mandos de las fuerzas armadas y policiales, que resultaren involucrados y de ese modo iniciar una revolución moral y ética que revierta esta epidémica corrupción.

También tiene trabajo el Congreso para aprobar la ley de traición a la patria cuando se roba los recursos del Estado, como lo es en este caso, con el agravante de contribuir al aumento del número de muertos, asimismo buscar la manera de dar trabajo a los reos, porque cada uno de ellos cuesta al pueblo peruano más de 10,000 soles  al año y resulta ilógica la justicia si no los obligan a trabajar para ganarse su alimentación.

Deja tu comentario