“Happy Pet”, un dispensador para que las mascotas se alimenten por sí mismas

Luego de culminar la secundaria en su Bambamarca natal, José Alexander Vásquez Caruajulca se trasladó a Cajamarca para iniciar sus estudios de Ingeniería de Sistemas Computacionales en UPN. Amante de las mascotas, lo acompañó uno de sus engreídos, pero entonces surgió un inconveniente: “Al vivir solo pasaba mucho tiempo fuera de casa, sea porque debía ir a clases, trabajar o viajar y no me alcanzaba el tiempo para volver y alimentar a mi mascota tres veces al día como se recomienda”, nos cuenta.

Entonces puso a trabajar su imaginación: “Es cuando nace la idea de crear “Happy Pet”, un dispensador automático que brinda comida y agua a las mascotas cada vez que lo necesitan mientras no estamos con ellas. El dispositivo me permite entrenar a la mía para que pueda buscar su alimento cada vez que tenga hambre”, detalla Alexander.

El sistema creado por el bachiller UPN, además de un uso doméstico, puede emplearse en albergues u hoteles para mascotas y también en las calles para alimentar a animales que requieren comida. Su beneficio más destacable es que la mascota siempre tendrá alimento en cualquier momento del día y aprenderá a alimentarse por sí misma sin necesidad del amo, quien solo se encargará de mantener el dispensador lleno.

Otra de sus ventajas es que su costo de fabricación no es elevado. Sobre una estructura de madera y triplay se acondiciona un sensor de movimiento para detectar a la mascota, una placa de programación para asignar las funciones del dispensador, una placa de pruebas para integrar los circuitos, un motor para armar el dispensador de comida, una bomba de agua y dos depósitos donde se entregan los alimentos.

“El dispensador utiliza un sensor de movimiento que detecta a la mascota cuando está cerca y le brinda la cantidad necesaria de alimento y agua. El mecanismo se activa como máximo tres veces al día, pero este número puede ser modificado por el amo mediante un aplicativo móvil, desde donde también se informa sobre el porcentaje de comida y agua que tiene el dispensador”, explica Alexander.

Actualmente “Happy Pet” cuenta con la patente de modelo de utilidad de Indecopi y con un prototipo mejorado a partir de la versión que participó en el XVIII Concurso Nacional de Invenciones y Diseños Industriales “Expo Patenta” en Lima.

“El dispensador automatizado es parte del proyecto de investigación para obtener mi título profesional, al que estoy implementando mejoras e inteligencia artificial para un mejor reconocimiento de las mascotas. Al terminar estas y otras mejoras espero modificar la patente, buscar el financiamiento necesario para producir el invento a escala y llevarlo al mercado para que todas las personas con una mascota puedan tenerlo en casa”, explicó.

“Animo a mis compañeros a utilizar la creatividad e imaginación para crear nuevas cosas, enfocándonos siempre en solucionar las diversas necesidades que existen en nuestra sociedad y que se puede utilizar la tecnología no solo para escapar de la realidad si no para desarrollar proyectos que perduren en el tiempo”, expresa el bachiller de UPN.

Entradas relacionadas

Deja tu comentario