¿Existe razón para pensar que el Covid 19 fue creado a propósito? 

Por: Willder Alarcón Pérez

Aunque no existe evidencia alguna que el Covid 19 haya sido creado en un laboratorio con fines maléficos y la comunidad científica afirmarse que es producto de la evolución natural; han aparecido teorías que sostienen que sería un experimento controlado por Estados Unidos y China en su afán de dominar la economía mundial.
Esta versión toma fuerza puesto que desde el 2018 estos países vienen enfrentándose en una guerra económica sin presidentes que inició con la  disidencia de dos grandes empresas tecnológicas: Google y Huawei, generando el aumento de aranceles respectivamente en una batalla de largo allento por el predominio.
Hay dos sectores en particular en los que tanto Estados Unidos como China quieren ser líderes mundiales: la inteligencia artificial y las de redes 5G (conocimiento tecnológico), algo imposible de conseguir a través de la guerra convencional. Esto habría generado que se introduzcan nuevas formas de guerra, sin declaraciones formales y de enemigos sin rostro. Secretas, silenciosas y eternas. De bajo costo y alta efectividad.
Del mismo nodo, voces fornadas en instituciones de peso también han alimento la polémica: El biólogo y científico Shiva Ayyadurai, doctorado por el Instituto Tecnológico de Massachusetts (MIT),  publicó un Twitter que se convirtió en viral, donde manifiesta que el  Coronavirus entrará para la historia como “uno de las mayores fraudes para manipular la economía y empujar remedios obligatorios”.
En esa misma línea Juan Luis Cebrián, expresidente del grupo PRISA (compañía multimedia de comunicación española) y exmiembro de la RAE hizo una denuncia a través de su columna de opinión en el diario El País, en el que afirma que desde setiembre del 2019 un informe de la ONU y el BM advertia a los gobiernos del peligro de una pandemia, que acabaría con muchas vidas humanas destruiría las economías y generaría un caos social. Cebrián además cuenta que la plaga  podía haber sido originada en un laboratorio y exige una rigurosa investigación para dilucidar si este patógeno es artificial.
Más allá de negar estas versiones, EEUU y China no han hecho otra cosa que acusarse mutuamente de una conspiración. Primero, Zhao Lijian, portavoz del Ministerio de Relaciones Exteriores de China a través de su cuenta de Twitter escribió «Puede que haya sido el ejército de EE. UU. el que trajo la epidemia a Wuhan. ¡EE.UU. nos debe una explicación!”, publicó. Luego, Donald Trump en distintas aparienciones públicas se refiere a la enfermedad como un “virus chino” en referencia al origen de los primeros casos. Estas manifestaciones no hacen mas que alimentar la creencia de un virus artificial.

Entradas relacionadas

Deja un comentario