Equipo de la UNI gana concurso de la NASA

Equipo de la UNI gana concurso de la NASA

Un grupo de estudiantes de la Universidad Nacional de Ingeniería (UNI) ganó un concurso realizado por la NASA, con el diseño de un vehículo que puede explorar la Luna mediante un mecanismo que le permite adaptarse al terreno agreste de dicho satélite.

Los jóvenes peruanos ganaron el premio de Telemetría y Electrónica del concurso “Human Exploration Rover Challange”, otorgado por el American Institute of Aeronautics and Astronautics de la NASA.

Apoyo de la empresa privada

PODEROSA felicita a los integrantes del equipo ganador del concurso organizado por la NASA. Son cinco las empresas privadas que financiaron el viaje de los jóvenes universitarios. PODEROSA auspicio la participación del estudiante Franco Cassinelli Cisneros, proveniente de la ciudad de Trujillo (La Libertad).

La participación del equipo peruano se realizó en el “Marshall Space Flight Center”, Alabama, entre el 12 y 13 de abril.

 Proyecto ganador

El vehículo lunar diseñado y construido por los universitarios peruanos recorrió en el menor tiempo posible un circuito de obstáculos de 804 metros, resistiendo 14 tipos de terrenos y completando cinco tareas técnicas, como recolección de pruebas, toma de fotografías y la colocación de una bandera.

El equipo peruano explicó que el prototipo que presentaron es una solución propuesta para la exploración lunar y tiene como características resaltantes la fácil adaptación de las ruedas a los distintos entornos espaciales.

Asimismo, se caracteriza por poseer una avanzada telemetría, un sistema de inteligencia artificial integrado que permite la medición de magnitudes físicas lejanas para la posterior transmisión de los datos obtenidos.

Diedra Williams, directora del Centro Marshall de vuelos espaciales de la NASA, señaló que este tipo de iniciativas buscan atraer las mejores y más brillantes mentes cuyos aportes permitan implementar nuevas misiones espaciales.

Competencia mundial

El grupo de la UNI quedó entre los 100 finalistas de los más de 300 competidores a escala mundial.

El concurso consistía en diseñar, construir y testear un ejemplar impulsado por fuerza humana que sea capaz de funcionar en superficies similares a Marte y la Luna. Para ello, deberá recorrer en el menor tiempo posible un circuito de obstáculos de media milla (804 metros), resistir 14 tipos de terrenos y completar cinco tareas técnicas, como recolección de pruebas, toma de fotografías y la colocación de una bandera.

Deja un comentario