Economía y sociedad, a propósito del 8 de abril

Por: Francisco Huerta Benites

El 8 de abril es el “día del economista”, por ello es pertinente una breve nota sobre la relevancia de la economía y el economista. Se evidencia que no está aún lo suficientemente claro su importancia para buena parte de las personas, por supuesto que es responsabilidad principalmente de los propios economistas.

  1. La economía es una disciplina que, por lo general, pasa desapercibida hasta que las cosas van mal. Cuando una economía se enfrenta a una crisis y miles de personas pierden su trabajo o los precios suben demasiado o caen demasiado, tendemos a prestarle atención. Como sucede hoy en el Perú
  2. La economía sin duda alguna parece bastante funesta (lúgubre), en especial cuando insiste en los retos y las restricciones que tenemos que asumir, pues nos recuerda que la realidad es que no podemos tener todo lo que queremos y que los seres humanos somos criaturas inherentemente imperfectas.
  3. Si la economía fuera simplemente un estudio de cifras, estadísticas y teorías, entonces la analogía con ciencia lúgubre quizá podría mantenerse. Pero la economía es, en su esencia misma, el estudio de las personas.
  4. La economía es una indagación de cómo la gente triunfa, de qué la hace feliz o contenta, de cómo la humanidad ha logrado a lo largo de generaciones hacerse más saludable y próspera de lo que nunca había sido.
  5. La economía examina lo que impulsa a los seres humanos a hacer lo que hacen, y observa cómo reaccionan cuando se enfrentan a la dificultad o al éxito. No solo interpreta el comportamiento humano, sino que lo puede predecir
  6. Investiga las elecciones que la gente hace cuando tiene un conjunto limitado de opciones y cómo sopesa los pros y contras de cada una.
  7. Es un estudio que integra historia, política y psicología. Si tarea de la historia es decirnos qué errores cometimos en el pasado, corresponde a la economía averiguar cómo podemos hacer las cosas de forma diferente la próxima vez.
  8. La enseñanza de economía. El objetivo de la universidad no es enseñar el conocimiento requerido para que los estudiantes puedan ganarse el sustento de una manera particular, no es formar economistas hábiles, sino buenos seres humanos. Los estudiantes son seres humanos antes que economistas, sí se les forma como seres humanos capaces y sensatos, serán por sí mismos economistas (médicos, abogados, ingenieros, etc) capaces y sensatos .
  9. El secreto oculto de la economía es que en realidad no es para nada complicada: ¿por qué debería serlo?. Es el estudio de la humanidad, y como tal sus ideas son con frecuencia poco más que sentido común.

¡¡¡Feliz día a todos los economistas!!!.

Francisco Huerta Benites
Instituto de Economía y Empresa
www.iee.edu.pe

Entradas relacionadas

Deja un comentario