Convierten en chupódromo  plaza de Armas de Paiján

POBLADORES SE OLVIDARON DE CORONAVIRUS

Con cerveza y completamente aglomerados convirtieron festividad religiosa en una fiesta social.

El último fin de semana, el sábado 6 de febrero para ser exactos, la plaza de Armas del distrito de Paiján, en la provincia de Ascope, se convirtió en una verdadera Sodoma y Gomorra del coronavirus.

Sin respetar los protocolos de bioseguridad, algunos de ellos sin portar bien las mascarillas, tal como lo demuestran las imágenes, cientos de personas, entre niños, jóvenes, adultos y ancianos, se conglomeraron en el lugar bajo el pretexto de celebrar la festividad del Señor de los Milagros.

Incluso, tal como también lo demuestran las imágenes, algunos malos ciudadanos de ese distrito confundieron la actividad religiosa, muy respetada, por cierto, y convirtieron la Plaza de Armas en un verdadero chupódromo con la presencia de todo tipo de licor.

De modo que, dadas las evidencias, la intervención y operativo que encabezó la subprefecta de Ascope, Joanne López, se dio en el marco de la ley para hacer respetar y dar cumplimiento al Decreto Supremo 10-2022-PCM. Y es que la actividad religiosa pasó a ser una actividad social, al observar gente bailando, libando licor en la vía pública y sin mascarilla.

A pesar de estar incumplimiento la norma, muchos de los infractores reaccionaron insultando y actuando de manera prepotente y malcriada contra la subprefecta provincial que lo único que hacía era hacer su trabajo.

Entradas relacionadas

Deja un comentario