Chatarreros de ‘Nuevo Tacora’ tendrán que dejar las veredas

El alcalde Daniel Marcelo Jacinto, señaló que recorriendo la nueva urbanización Prisma, verificó que los vendedores de chatarra están ocupando gran parte de las veredas y no permiten el libre tránsito de las personas, por lo que se les ha dado un plazo prudencial para que las desocupen.

Indicó que eso es resultado de las salidas que acostumbra hacer para verificar que se están recuperando los espacios públicos y el orden en la ciudad.

En la urbanización Prisma, la calle Belaunde está invadida por la venta de chatarra y no se puede caminar por las veredas. A los vendedores informales de este lugar, al que se le conoce como Nuevo Tacora, el alcalde precisó que se les está dando tres meses de plazo para que desalojen las aceras.

“Vamos  seguir trabajando y despejando los espacios públicos. Ellos tienen un plazo prudencial para salir. Creo que tres meses son suficientes para que se organicen y puedan salir libremente”, remarcó.

Respecto a las ferias que se organizarán durante navidad y año nuevo para evitar que los ambulantes invadan la avenida España, indicó que la gerente de Desarrollo Económico de la MPT está encargada de ello.

Si hay gente que quiere trabajar en esta campaña navideña se podrán ubicar en los lugares que estamos viendo. Uno de ellos es el local del exterrapuerto de Chicago, donde van a ir temporalmente, precisó.

“No vamos a llevar los ambulantes allí en forma definitiva. Eso no es así. Solo irán por la campaña navideña. Si hay gente que no quiere ir a trabajar allá eso quiere decir que no vamos a tener ambulantes en la av. España en esta navidad y que esa vía quedará libre, como es nuestro objetivo”, remarcó.

En cuanto al desalojo de los informales instalados en Sinchi Roca, Zela y Atahualpa, precisó que se ha coordinado con el general de la PNP y que por estrategia no se pueden dar a conocer las fechas de intervención y se evitará enfrentamientos.

La autoridad precisó que se hará respetar el orden en la ciudad y que este operativo comenzó sensibilizando a los formales, que son los que sacan mercadería a las calles.

Respecto al enfrentamiento entre ambulantes fruteros y serenos dijo que no  hay que darles mucha credibilidad a ello. “No todo es cierto, hay quienes botan sus productos y gritan  haciéndose las víctimas. Algunos están rodeados por personas de mal vivir que los protegen y se enfrentan a los serenos y a la PNP”, acotó.

La indicación a los serenos es que todo se haga en forma pacífica. Primero advertimos y si no acatan tenemos que erradicarlos. Si queremos una ciudad ordenada todos tenemos que poner nuestro granito de arena, agregó finalmente.

Deja un comentario