Alumnos de I.E. Raimondi culminarán este año escolar en su nuevo local

Llempén dijo que también estudió bajo la luz de farolas públicas

En emotiva ceremonia organizada por la Apafa para agradecer su apoyo para destrabar el proyecto de construcción del nuevo local de la emblemática I.E. N° 81011 – Antonio Raimondi, de Trujillo, 175 alumnos de seis aulas que este año salen en promoción y sus padres le pidieron al gobernador regional Manuel Llempén Coronel acepte ser su padrino.

La autoridad respondió afirmativamente y que verá la manera de cómo apoyarlos sin infringir las recomendaciones que ahora tienen las autoridades, de evitar este tipo de padrinazgo, manifestando su sincero agradecimiento por las muestras de cariño recibidas.

“Cómo no voy a sentirme orgulloso de poder ser su padrino de promoción”, manifestó, recibiendo sonoros aplausos y vivas de los alumnos y padres presentes.

Estoy haciendo una excepción, porque las nuevas normas que están saliendo nos restringen que podamos participar como padrinos en estas promociones. Voy a buscar la figura legal para que esto se haga realidad, añadió.

En la reunión realizada en ambientes de la Casa de la Identidad Regional, Llempén reconoció que estuvo muy apenado cuando veía que pasaban los meses y no se iniciaba la construcción de este emblemático colegio.

Recordó que de manera similar a como lo hacía el niño de Moche, en su juventud acudía junto a algunos amigos al Paseo de la Letras, frente a la escuela Raimondi, para estudiar aprovechando la iluminación de las farolas públicas, como hacían muchos jóvenes que llegaban a Trujillo a formarse una profesión en la UNT desde otros lugares, carecían de recursos y no tenían familia aquí.

“Por eso guardo gratos recuerdos y le tengo especial cariño al Raimondi”, dijo con visibles muestras de emoción, reafirmando que seguirá pendiente de los avances de lo que será el moderno local que recibirá a más de mil alumnos.

He visitado la construcción tres veces y seguiré haciéndolo porque quiero que ustedes terminen sus estudios en el nuevo local que estamos construyendo ladrillo a ladrillo. Ese es el reto. Que la promoción de este año salga de su nuevo local, añadió.

La autoridad regional agradeció a los niños y padres por regalarle una velada tan linda. “Me han hecho sentir sumamente feliz. El trabajo diario que tengo en la oficina es difícil, pero lo hago con agrado y muchísimo gusto por la vocación de servicio y porque quiero cumplir con los liberteños”, añadió.

Ante gran cantidad de estudiantes integrantes de la promoción y sus padres reconoció que las presentaciones artísticas ofrecidas en la actividad le dieron una gran alegría, agradeciendo a los presentes con emotivas palabras.

Entradas relacionadas

Deja un comentario