Abusiva alza precio  del gas estrangula economía popular

Responsable  monopolio que impulsa peligrosa inflación

 Por: Amaro Rodríguez S.

No hay justificación alguna para que en nuestro país con una economía de libre mercado, un monopolio en la comercialización del gas peruano extraído  del yacimiento gasífero de Camisea, a cargo de la empresa comercializadora Repsol-YPF, eleve el precio del gas abusivamente argumentando que Camisea, no abastece, se tiene que importar, al mismo tiempo exporta a México  100 mil pies cúbicos de gas diarios,  pagando regalías menores a las que paga Perú, según la empresas estatal Petroperú.

La gravedad de este hecho protagonizado por un monopolio, distorsiona totalmente una economía de libre mercado como la nuestra, imponiendo precios exorbitantes, que estrangulan la economía popular y peligrosamente puede empujar al Perú a un  proceso inflacionario que dañaría nuestros proyectos de reactivación económica, generando inestabilidad social y política. La empresa comercializadora tiene otros compromisos para exportar el gas a países asiáticos, según fuentes del comercio internacional.

Esta práctica monopólica de la empresa Repsol-YPF como otras trasnacionales, se da por que no tienen banderea, la única es el voraz enriquecimiento, si especulamos pudiera tener actores políticos,  que alienta el rápido empobrecimiento del pueblo peruano para generar descontento social que contribuya a tumbarse el actual gobierno de Pedro Castillo, por otro que se ajuste a sus intereses.

Por esta abusiva alza del gas propiciada por apátridas y el sistema monopólico, el precio del balón de gas doméstico se vende en la ciudad de Iquitos a 73.50 soles y es probable que en los pueblos más cercanos y nativos de Camisea, los consuetudinarios posesionarios de esos yacimientos, tengan que pagar más por lo que el gas que históricamente les perteneció.

Entradas relacionadas

Deja un comentario